EL SUEÑO “REM” AUMENTA LA PLASTICIDAD NEURONAL Y MANTIENE ALERTA EL CEREBRO

http://www.tendencias21.net/El-sueno-REM-aumenta-la-plasticidad-neuronal-y-mantiene-al-cerebro-alerta_a41070.html?TOKEN_RETURN

DORMIR POCAS HORAS O CON RITMOS CAMBIANTES ES UN SUICIDIO BIOLÓGICO

Cada vez hay una mayor conciencia en torno a los problemas que entraña dormir mal

dormir poco

http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z43DA25E9-DA63-0445-EFC8D2194E0B0A1B/20150420/es/suicidio/biologico/dormir/pocas/horas/ritmos/cambiantes

Gracias, Neuropsicología en red

Hay que permitirse soñar despierto !!!!

niña gente sueños

DEJAR VAGAR TU MENTE PUEDE HACERTE MÁS PRODUCTIVO…. LET YOUR MIND WANDER CAN MAKE YOU MORE PRODUCTIVE. (ART. EN INGLÉS) Por Carolyn Gregoire

Soñar despierto tiene una función, ya que  la evolución no habría de dejar que  tanta energía metabólica se desperdicie, dice el Dr. Moshe Bar, neurocientífico cognitivo y autor de un nuevo estudio, sorprendente sobre el tema, quien dijo al  The Huffington Post. “Nos ayuda a prepararnos para el futuro, planificar, pensar en uno mismo y en los demás, y en general participar en simulaciones mentales que facilitan nuestra interacción con el medio ambiente.”

Leer artículo completo en :

http://www.huffingtonpost.com/2015/03/03/psychology-daydreaming_n_6752532.html?utm_hp_ref=tw

mujeres sueños soplar gato

¿Cuánto tiempo de sueño necesita nuestro cerebro? (Artículo en portugués)

klimt madre hijo

http://meucerebro.com/sono-de-quanto-tempo-seu-cerebro-precisa/

PSICOLOGÍA: ¿QUÉ SON LOS SUEÑOS LÚCIDOS?

sueños lucidos

http://www.despiertaterapias.com/psicolologia/que-son-los-suenos-lucidos/

CONFIRMAN LA IMPORTANCIA DEL SUEÑO PARA POTENCIAR EL APRENDIZAJE

sueño bebe

Investigadores de la Universidad de California, Berkeley, hallaron “evidencias convincentes” de que ciertas ráfagas de ondas cerebrales conocidas como “sueño fusiforme” (spindle sleep) conectan regiones clave del cerebro para dejar caminos abiertos para el aprendizaje. El hallazgo pone de manifiesto la importancia del buen dormir en los estudiantes, y confirma el saber popular que sostiene que durante el sueño se “fija” lo aprendido previamente.

Estos impulsos eléctricos (spindles) ayudan a desplazar los recuerdos basados en hechos del hipocampo -una región que tiene limitada capacidad de almacenamiento- hacia el “disco rígido” de la corteza prefrontal, liberando al hipocampo para asimilar nuevos datos. Estos pulsos de electricidad se generan hasta mil veces por noche durante el sueño no-REM, que es el más profundo y durante el cual se presenta la mayor frecuencia e intensidad de las llamadas ensoñaciones.

“Todo en este rompecabezas conduce a una explicación consistente y convincente, que los impulsos del “sueño fusiforme” predicen la renovación del aprendizaje”, afirma Matthew Walker, profesor asociado de psicología y neurociencias en UC Berkeley y coautor del estudio, publicado hace unos días en el periódico.

El proceso se presenta con mayor intensidad durante la etapa 2 del sueño no-REM (de Rapid Eye Movement, o Movimiento Ocular Rápido), que ocurre antes del sueño no-REM más profundo. La fase en que se duerme sin soñar puede ocupar la mitad del total, y es más frecuente durante la segunda mitad de la noche, en los últimos períodos del sueño.

“Una buena parte de los impulsos aparecen en la segunda mitad de la noche, de modo que si uno duerme seis horas o menos, la renovación es incompleta. Uno tendrá menos impulsos, y no será capaz de aprender mucho”, sostiene Bryce Mander, un profesor de psicología en UC Berkeley que participó del estudio.

Sobre las ramificaciones del descubrimiento, los investigadores sostienen que la evidencia de que las ondas cerebrales que ocurren durante las útimas fases del sueño promueven nuestra capacidad para almacenar recuerdos fácticos plantea la cuestión de si un horario escolar muy temprano es óptimo para el aprendizaje.

“Estos hallazgos resaltan la importancia del sueño en nuestras poblaciones estudiantiles, donde la necesidad de aprender es mayor y, sin embargo, el acostarse muy tarde y levantarse muy temprano para ir a la escuela impide alcanzar los niveles de sueño indispensables”, afirmó Mander.

Para este estudio, Walker y su equipo trabajaron con 44 adultos sanos, a quienes se sometió a un intenso trabajo de memorización, de modo de saturar el hipocampo. Luego, una parte tomó una siesta, mientras que el resto permaneció despierto. El grupo que pudo dormir superó al otro en todas las pruebas, e incluso demostró superiores capacidades para continuar aprendiendo, como si el dormir hubiese refrescado su capacidad para recordar.

Los electroencefalogramas mostraron no solo una relación entre la cantidad de ráfagas de impulsos fusiformes y el refresco de la memoria que permitía mayores aprendizajes, sino que pudieron establecer un nexo directo entre el hipocampo y la corteza prefrontal, dos áreas críticas para la memoria.

“Nuestros estudios demuestran que el sueño selectivamente opera sobre nuestra memoria para restaurar sus funciones críticas”, dijo Walker.

Fuente: Science Daily. Leer nota original. http://www.sintesis-educativa.com.ar