Adolescencias Por-Venir JORNADAS PSICOPEDAGÓGICAS

3° JORNADAS PSICOPEDAGÓGICAS – COLEGIO PROFESIONAL DE PSICOPEDAGOGOS REGIONAL VILLA MARIA.

19 y 20 de agosto de 2016.

ABSTRACT   Ponencia: Adolescencias Por-Venir.

Prof. Lic Silvia Pérez Fonticiella

Esp.  en Neuropsicología.

Consultora en Neurociencia  Cognitiva

 

NENA JUEGA LABERINTO

En su cuento: “El jardín de los senderos que se bifurcan”, Jorge Luis Borges pone a jugar la física cuántica y la ficción en un laberinto-jardín donde los momentos se bifurcan; al llegar a un instante existen múltiples posibilidades de caminos a elegir y el tiempo puede transcurrir sobre las múltiples opciones que en cada instante emergen.

Social y culturalmente habría de esperarse que un adulto, enfrentado a diversas alternativas, opte por una; pero en el caso de nuestros adolescentes, ellos se resisten a aceptar pasivamente el rol de meros reproductores de nuestras tradiciones y transmisiones; en cambio prefieren, al modo que lo hace el constructor del laberintico jardín borgeano, el señor Ts´ui Pen, dejar la zona de confort y asumir el riesgo de optar simultáneamente por todas las rutas ofrecidas, creando así diversos porvenires y diversos tiempos que también proliferan y se bifurcan.

¿Cómo podemos aprovechar las investigaciones neurocientíficas sobre el conocimiento del cerebro adolescente, para acompañar mejor a nuestros jóvenes en la construcción de sus “por-venires”?

Los adolescentes de hoy no construyen su identidad únicamente en torno a los saberes escolares; ellos buscan la vida, la apertura de lo posible en los bordes de la sociedad construida por sus mayores, en los mundos virtuales, en las bandas, en las tribus urbanas, en la música, en la tecnología y en la oferta cada vez mayor de transgresiones que vienen a tapar las fisuras de la ley simbólica.

La relación entre Neurociencia, Psicología, Sociología y Educación, debe ser bidireccional. Los docentes, investigadores, psicopedagogos y diversos expertos en Salud y Educación, debemos brindar insumos a los neurocientíficos, de manera que se produzca investigación útil para el progreso de los modelos de enseñanza y aprendizaje.

Docentes, directivos, profesionales y aprendices, todos debemos contribuir a la producción de sistemas educativos permeables, de código abierto, en los que el conocimiento se construya colectivamente y se comparta, sistemas capaces de aprender de sus errores y sobre todo respetar las singularidades.

Dejarnos sorprender y hacer sorprender al otro, cuestionar, problematizar, generar turbulencia cognitiva y emocional… El cerebro se reorganiza a partir del caos, de las crisis, del conflicto, de lo inesperado. El cerebro funciona también en “Modo-adolescente”, teniendo que metabolizar emociones, deseos y generando formas comprensivas de una amplia variedad de vínculos sociales. Provoca disrupciones y rebeldías a veces,  se desconoce, se pierde en un laberinto de las decisiones. No todo es lógico y ordenado en nuestro cerebro, pero sabemos que tiene capacidades neuroplásticas, muerte, génesis y re-conversión neuronal, las que le permiten re-inventarse y re-escribir su código a lo largo de toda la vida. Cuanto más conocemos del cerebro, más cuestionamos la representación de la Adolescencia como etapa de crisis y preferimos pensarla como una sucesión de posiciones subjetivas que cada sujeto “inventa” para atravesar esos pasajes y umbrales míticos en los que deberá apropiarse de sus sueños….

 

images (1)

Los sonidos propios del idioma materno jamás se olvidan

apego madre hijo

Los sonidos característicos de un idioma aprendidos durante la primera infancia, antes de los dos años, no se olvidan ni aun dejándolos de oír en años. Así lo indican los resultados de un estudio mediante resonancia magnética sobre el cerebro de niñas chinas adoptadas por familias de habla francesa.

Para determinar si el cerebro era capaz de retener la lengua, los investigadores estudiaron la actividad cerebral de 48 niñas según el uso que se hizo del francés y el chino durante su infancia. A partir de grabaciones que contenían sonidos característicos del chino, una resonancia magnética distinguió tres grupos de entre 9 y 17 años.

Cada grupo se diferenció por el nivel de uso del idioma desde el nacimiento. En el primero, las niñas nacieron en una familia francoparlante y eran consideradas monolingües. En el segundo, fueron adoptadas por una familia de habla francesa antes de los tres años, por lo que desconocían el chino. En el tercer grupo, las niñas escucharon el chino desde el nacimiento y aprendieron los dos idiomas simultáneamente. Al analizar la actividad cerebral de cada grupo, los investigadores comprobaron que las niñas bilingües y las que no oían el chino desde antes de los tres años reaccionaron de forma similar al escuchar el idioma. Sin embargo, las que tuvieron una exposición única del francés y que nunca oyeron el chino no tuvieron la misma actividad cerebral.

Según los autores, las representaciones neuronales de los sonidos de un lenguaje persisten en el cerebro a lo largo del tiempo, incluso si el lenguaje no se ha escuchado o usado durante años. El estudio ahonda en el conocimiento de la plasticidad cerebral en una edad temprana, además de ser importante en personas que aprendieron una lengua en sus primeros años de vida.

[Proc Natl Acad Sci U S A 2014]
Pierce LJ, Klein D, Chen JK, Delcenserie A, Genesee F

Fuente : Rev de Neurología  http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=4944

apego madre hijo cisne    10253906_734080206643092_6777373699110208773_n