LA CREATIVIDAD DISMINUYE EL MIEDO A LA MUERTE

Un estudio revela que las personas con altos niveles de ambición y logros creativos son particularmente propensas a preocuparse menos por su propia desaparición.

creatividad

http://www.tendencias21.net/La-creatividad-alivia-el-miedo-a-la-muerte_a43489.html?TOKEN_RETURN

EL ESTRÉS SOCIAL PUEDE GENERAR MUERTE PRECOZ

hombres q piensan silencio

Las relaciones sociales estresantes en la vida privada se asocian con un aumento de entre dos y tres veces del riesgo de muerte. Las preocupaciones y las exigencias de las parejas y los hijos, y los conflictos en general, parecen los factores de riesgo más importantes.

Los investigadores recogieron datos sobre 9.875 hombres y mujeres de 36-52 años que participaron en un estudio longitudinal danés sobre trabajo, desempleo y salud. Se preguntó a los participantes sobre sus relaciones sociales diarias, sobre todo quién (pareja, hijos, otros parientes, amigos, vecinos) era una fuente de conflicto o preocupación y con qué frecuencia surgían esos problemas. Durante el seguimiento de 12 años fallecieron 196 mujeres (4%) y 226 hombres (6%). Casi la mitad de las muertes se debieron al cáncer, seguido de enfermedades cardiacas, ictus, trastornos hepáticos, accidentes y suicidio.

Alrededor de uno de cada diez dijeron que sus hijos eran una fuente frecuente de exigencias excesivas y preocupaciones. El 9% dijeron que era el cónyuge; el 6% citaron problemas con sus parientes, y el 2%, con amigos. Un 6% afirmó tener siempre o con frecuencia conflictos con su cónyuge o hijos, el 2% con otros parientes y el 1% con amigos o vecinos.

Tomando esto en cuenta, los investigadores calcularon que ese estrés se vinculaba con un aumento del 50% en el riesgo de morir por todas las causas. De esos tipos de estrés, las discusiones fueron lo más nocivo. Las discusiones frecuentes con la pareja, los parientes, los amigos o los vecinos se asociaron con el doble o el triple de riesgo de muerte por todas las causas, en comparación con los que afirmaron que dichos incidentes eran poco habituales.

Artículo completo en :  Revista de neurología