TALLER DE ESCRITURA DE TESIS POSGRADO UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA

TALLER TESIS PLACAMAS INFORMACIÓN:

TALLER de Escritura de Tesis

ABORDAJE CLÍNICO Y PEDAGÓGICO DE LA DIVERSIDAD CON APORTES MULTIDISCIPLINARIOS

DIPLOMATURA    2017

COLEGIO DE PISICOPEDAGOGOS REGIONAL VILLA MARIA.

SECUELAS DEL NACIMIENTO PREMATURO

Cada vez sobreviven más bebés nacidos antes de que ­termine su período de gestación. No obstante, apenas se conocen los efectos que esta circunstancia tiene en el desarrollo mental posterior del bebé.

PREMATUROS

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/numero/77/secuelas-del-nacimiento-prematuro-14004?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=Sumario+Mente+y+Cerebro+-+Marzo%2FAbril+2016

¿EXISTE ALGUNA RELACIÓN ENTRE LA ACTITUD AGRESIVA Y EL DETERIORO COGNITIVO?

Los jóvenes con un talante hostil o con dificultades para manejar las situaciones de estrés tienen más posibilidades de presentar problemas de memoria en la adultez.

AGRESIVIDAD

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/hallan-una-relacin-entre-la-actitud-agresiva-y-el-deterioro-cognitivo-14037?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=Psicolog%C3%ADa+y+neurociencias+-+Abril

APORTES DE LA PSICOPEDAGOGÍA A LOS NUEVOS ESCENARIOS.

20160303_222643.jpg

Ya está a la venta en Librería   y por Internet: APORTES DE LA PSICOPEDAGOGIA A LOS NUEVOS ESCENARIOS. en Libreria Editorial Advocatus de Córdoba.

http://eadvocatus.com.ar/aportes-de-la-psicopedagogia-a-los-nuevos-escenarios.html
Campos de abordaje libro:
“En el libro se exponen investigaciones del campo psicopedagógico que demuestran las múltiples oportunidades de intervención que la profesión ofrece. La representación popular sobre la psicopedagogía, suele ceñir la profesión a un componente de la tríada escuela-niño-aprendizaje, pero la obra procura romper con ese paradigma para permitir la apertura a nuevos campos de abordaje, que amplían ese horizonte. La primera de las tres investigaciones nos interroga: en el acto de educar, ¿se juegan afectos y pasiones? Si de afectar se trata, se invita a docentes, directivos y profesionales de los equipos de orientación escolar a reflexionar sobre su rol como orientadores vocacionales. Resulta significativo pensar en la dirección y destino de las palabras, acciones y gestos, al ser responsables política y subjetivamente de aquello que se olvida y de lo que se elige callar”, expone la Mgter. María Teresa Aglietto, Directora de Psicopedagogía de la UBP.
Investigaciones destacadas
El primer trabajo, “Acciones Orientadoras en las Prácticas Docentes”, busca valorizar el lugar que ocupan los educadores como interlocutores privilegiados en las problemáticas vocacionales de los jóvenes, considerándolos promotores de aprendizajes saludables en las elecciones de estudios y trabajos.
El segundo, “Psicopedagogía, Comunicación y Culturas Populares”, refiere a la labor del psicopedagogo en sí misma como una labor curiosa y creativa. Intervenir en la cultura implica la intención de indagar lo que necesita el mundo de la psicopedagogía y al mismo tiempo, esbozar la respuesta. Como sujetos creamos sentidos a través de las expresiones culturales, en tanto que desde que nacemos comenzamos a tratar de entender y explicar lo que vemos, vivimos y sentimos; este proceso nunca termina. Cuando en psicopedagogía se habla de aprendizaje, no se limita al aprendizaje formal, sino también a procesos de aprendizaje asistemático, ya que en realidad, aprendemos durante toda la vida. Por ello podemos ofrecer alternativas de abordaje en todas las etapas del desarrollo, en todos los momentos de la vida y en todo tipo de Instituciones o lugares de aprendizaje, pero sobre todo, en distintos espacios sociales. Para que la Psicopedagogía se haga lugar es sólo preciso que el aprendizaje esté presente, y el rol del psicopedagogo se despliega interdisciplinariamente con otras formaciones académicas, constituyendo grupos de trabajo, que mediante diálogos y acuerdos puedan llegar a un objetivo en común; gestando aprendizajes constructivos en toda la comunidad.
El tercero, “La Clínica Psicopedagógica como Laboratorio de Investigación Social”, ofrece una mirada transdisciplinar, al aplicar la metodología de la Sociología Clínica, el método biográfico y en particular las historias de vida, como nueva herramienta de la Clínica Psicopedagógica. Bourdieu sostiene que hay que develar los mecanismos por los cuales los sistemas educativos reproducen las desigualdades sociales, en especial desarrollando una pedagogía y evaluaciones que no tienen en cuenta el origen social de los estudiantes y sus pautas de educación en la familia y medio social próximo. Por su parte para Vincent de Gaulejac, al pasar de una sociedad estratificada, constituida en clases, a una sociedad “managériale” signada por la inestabilidad y el estallido, el individuo tiene dificultades para encontrar un lugar en el campo social donde poder reconocerse. La propuesta, entonces, es el abordaje de la clínica desde una perspectiva multidimensional, ya que la relación del saber con el alumno es también una relación social.

invitacion-01.jpg

 

 

¿ES TAN VÁLIDA LA INTUICIÓN COMO EL CONOCIMIENTO? – Eduard Punset

intui

http://www.eduardpunset.es/wp-content/uploads/2014/04/semanal20140413.pdf

UNA DESCONEXIÓN NEURONAL PODRÍA EXPLICAR LA CRUELDAD HUMANA

crueldad

La capacidad de cometer atrocidades comienza con la inhabilitación de una red de células cerebrales que nos permite empatizar con otros, sugiere un estudio

Los seres humanos a veces son capaces de cometer grandes atrocidades y actos horribles, prácticamente inconcebibles. ¿Por qué? Un estudio reciente realizado por investigadores de la Duke University y de la Princeton University, de Estados Unidos, sugiere que estos comportamientos podrían tener su origen en el fallo de una red neuronal implicada en la interacción social y que hace posible que reconozcamos a otras personas como “humanos”. Por Yaiza Martínez.

Los seres humanos a veces son capaces de cometer grandes atrocidades y actos horribles, prácticamente inconcebibles. ¿Por qué?

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Duke Universityy de la Princeton University, de Estados Unidos, sugiere que la clave de estos comportamientos podría estar en el fallo de una red neuronal implicada en la interacción social y en el reconocimiento de otras personas como “humanos”.

Dicha red puede desconectarse ante los individuos que causan disgusto o rechazo, afirman los autores del estudio. Como consecuencia, la gente deshumaniza a otros individuos y olvida que éstos tienen pensamientos y sentimientos.

Según explica el director del estudio, el psicólogo Lasana Harris, en uncomunicado de la Duke University: “Cuando nos encontramos con otra persona, normalmente deducimos algo sobre sus pensamientos. Pero, a veces, esta función cognitiva falla, lo que abre la posibilidad de que no percibamos al otro como completamente humano”.

Red neuronal y empatía

En los últimos años, la neurociencia social (que es el estudio simultáneo de dos cerebros en interrelación mutua) ha demostrado que, en el cerebro humano, normalmente se activa una red neuronal concreta cuando vemos imágenes de otras personas o reflexionamos acerca de lo que están pensando otros individuos.

Esta red ha sido identificada gracias a la tecnología IRM o de imagen por resonancia magnética, que permite, de manera no invasiva, registrar imágenes de la actividad cerebral.

Los científicos han sabido que esta red de conexiones neuronales está relacionada con la cognición social, facultad gracias a la cual podemos tener determinados pensamientos o sentimientos –como la empatía- al interactuar con otros individuos.

En la investigación de Harris, realizada en colaboración con Susan Fiske, una profesora de psicología de la Universidad de Princeton especializada en la formación de impresiones sobre los demás y en cómo afectan los prejuicios culturales a las relaciones humanas, participaron 119 estudiantes de la Universidad de Princeton, de una media de edad de 20 años. Todos ellos completaron una encuesta sobre juicios y toma de decisiones, a medida que iban viendo imágenes de personas.

Resultados obtenidos

Con esta encuesta, los científicos determinaron si los estudiantes presentaban respuestas emocionales esperables ante ciertas imágenes, como orgullo al ver a una estudiante de universidad o a un bombero americano; envidia al ver a una mujer de negocios y a un hombre rico; compasión, ante un hombre anciano y una mujer discapacitada o rechazo, al ver a una mujer sin hogar y a un hombre drogadicto.

Tras imaginar un día en la vida de estas personas, se pidió a los participantes que evaluaran sus potenciales características: su grado de calidez, de competencia, de responsabilidad hacia su propia situación, de control sobre su situación, de inteligencia, de autoconciencia, etc.

Por último, los estudiantes fueron sometidos a un escáner de IRM para registrar su actividad cerebral, al mismo tiempo que veían las imágenes.

Los resultados obtenidos demostraron lo siguiente: la red neuronal clave para la interacción social de los estudiantes no se activó ante las imágenes de drogadictos, personas sin hogar, inmigrantes y otras personas pobres.

Por otro lado, los científicos descubrieron que otras regiones cerebrales influían en la tendencia a deshumanizar a cierto tipo de personas. Dichas regiones fueron las relacionadas con el rechazo, la atención y el control cognitivo.

Es necesario ponerse en la piel de otros

Según Harris: “Estos resultados sugieren que la deshumanización de otras personas tiene raíces múltiples y es un fenómeno complejo. Habrá que hacer nuevas investigaciones para delimitar con mayor exactitud esta complejidad”.

Lo científicos afirman, por otra parte, que resulta muy sorprendente constatar cómo la gente atribuye fácilmente cognición social –vida interna o emociones- a animales y a coches, pero, en cambio, elude establecer contacto ocular con los mendigos sin hogar que se encuentra por la calle.

A este respecto, Fiske señala que “necesitamos pensar en la experiencia de otras personas, eso es lo que nos hace completamente humanos”. De lo contrario, fomentaremos una disfuncionalidad neuronal que favorece la “percepción deshumanizada” o la incapacidad de considerar la vida interior de los demás.

En una situación extrema, esta desconexión cerebral podría explicar, por ejemplo, cómo la propaganda contra los judíos en la Alemania nazi contribuyó a la tortura y el genocidio de millones de personas, afirman los investigadores.

Los resultados de esta investigación han aparecido detallados en el Journal of Psychology bajo el título “Dehumanized Perception: A Psychological Means to Facilitate Atrocities, Torture, and Genocide?” (La percepción deshumanizada: ¿Un instrumento psicológico para posibilitar atrocidades, tortura y genocidio?).

Estudios previos habían establecido ya relaciones entre el funcionamiento del cerebro y las capacidades sociales. Es el caso, por ejemplo, de una investigación sobre psicópatas realizada en 2010 por psicólogos de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, en la que se constató que los cerebros de este tipo de individuos presentan una actividad mayor de lo normal en cierta área del cerebro relacionada con la sensación de recompensa o de placer.

Como consecuencia, los psicópatas buscan siempre su propio beneficio sin importarles los efectos de sus actos sobre otras personas o los peligros que puedan conllevar dichos actos.

Fuente:tendencias21.net