El síndrome de la “Couvade” . El “embarazo” masculino. (material en español y en francés)

embarazada 2

La palabra couvade deriva del verbo francés  “couver” y hace referencia a una costumbre que aún se usa en algunos lugares de Francia,  respecto a que posteriormente al momento del parto de una mujer, su  marido se acuesta con su bebé en  brazos y recibe las felicitaciones de sus parientes y amigos. Este ritual donde el padre de la criatura toma un rol protagónico, parece haber sido practicado con frecuencia en los pueblos europeos de la antigüedad y en los índios americanos, encontrándose también referencias al mismo en relatos de Marco Polo en sus viajes por China,  Actualmente, el término “síndrome de la couvade” se utiliza por extensión en psiquiatría para describir manifestaciones psicosomáticas en los hombres durante el embarazo de su compañera o en el postparto.

Carmen y Cristóbal Serra (Psicóloga y Psiquiatra europeos), distinguen entre dos formas de ritual de la couvade: la prenatal o pseudomaternal y la postnatal o dietética. La couvade prenatal o pseudomaternal tendría como objetivo la transferencia mágica de los dolores durante la gestación y el parto a la persona del padre; en la couvade postnatal o dietética el padre es considerado como debilitado y sufriente en el postparto. Se le acuesta y se le proporciona un régimen alimentício especial para recuperar sus fuerzas. Se le mima y se le reconoce.

Los hombres que consiguen un grado de madurez en su desarrollo, poseen una buena imagen de sí mismos, señalan los especialistas,  una estabilidad suficiente como figura paternal, figura masculina, padre del niño y fecundador de la esposa, sin resentir angustias. No presentarán sintomatología en relación con el embarazo de la mujer. Otros varones más vulnerables pueden sufrir trastornos en función de sus capacidades evolutivas.

A modo de síntesis, entonces, podemos encontrar que esta serie de rituales que pueden agruparse en el sindrome de couvade, pueden presentar dos formas : una durante el embarazo,  donde se presentan manifestaciones psicosomáticas en el varón por identificación con la gestante, y otra que se caracteriza por manifestaciones  postnatales, con vivencias de debilidad, pérdida de rol y necesidades de refuerzo fálico como defensa frente a fantasías de castración: Estos trastornos si no se manejan bien, pueden producir desequilibrios en la pareja y crisis que alterarán  el desarrollo familiar y el disfrute de ese proyecto anhelado por la pareja, que es su hijo. Por lo tanto es importante que los futuros padres conozcan sobre este  tema y tengan un espacio profesional para hablar de sus inquietudes y plantear también lo que en ellos habla a través del cuerpo.

Silvia Pérez Fonticiella

Lic Psicología

Lic. en Psicopedagogia

Esp. Neuropsicología.

Consultora.

Otra perspectiva sobre el tema puede leerse en Cerveau & Psycho:

Certains hommes présentent les symptômes de la grossesse de leur femme : prise de poids, nausées, troubles de l’humeur. C’est le « syndrome de couvade ».

  • Des modifications hormonales participeraient à cette « co-grossesse ». Elles prépareraient les pères à l’arrivée du bébé : ils seraient ainsi plus attentifs et vigilants.

  • Des facteurs psychologiques seraient aussi en cause dans le syndrome. Devenir père provoque de grands bouleversements psychiques, tels des troubles dépressifs.

Joachim Retzbach est psychologue et journaliste scientifique.

http://www.cerveauetpsycho.fr/ewb_pages/a/article-couvade-la-grossesse-au-masculin-33998.php

10351381_929055250454498_3305560417864668833_n

EL ESCOLAR PEREZOSO

ESCOLARES ANTIGUOS 2

EL ESCOLAR PEREZOSO.

Dice no con la cabeza

pero dice sí con el corazón;

dice sí a lo que quiere

dice no al profesor;

está de pie,

lo interrogan,

le plantean todos los problemas,

de pronto estalla en carcajadas

y borra todo:

los números y las palabras

los datos y los nombres

las frases y las trampas

y sin cuidarse de la furia del maestro

ni de los gritos de los niños prodigios,

con tizas de todos los colores

sobre el pizarrón del infortunio,

dibuja el rostro de la felicidad.

Jacques Prévert,   del libro “Paroles” (1946)

niños riendo

Jacques Prévert

(Neuilly-sur-Seine, 1900 – París, 1977) Poeta, dramaturgo, letrista y guionista francés de carácter rebelde, que frecuentó todos los géneros como escritor, desde la poesía hasta los cuentos para niños. Cuando llegó a París no le resultó fácil que le admitieran en los cenáculos de moda, ya fuera por parte de los surrealistas de la calle Château, con quienes después entablaría amistad, o en las tabernas literarias de Saint-Germain-des-Prés.

Durante mucho tiempo la gente de las letras le mantuvo aparte porque consideraban que su poesía era “repugnante” por el hecho de ser popular. De modo que entró en la literatura por la puerta de atrás. En 1930 rompió con A. Breton, el representante de los surrealistas, pues le resultaba demasiado autoritario. Un poco más tarde se alejó también del Partido Comunista, en el que nunca llegó a militar.

En 1931 publicó Intento de una descripción de una cena de cabezas en París-Francia, poema compuesto por antítesis. Su primer guión fue El crimen del señor Langue (1935) de Renoir, en el que impuso el fresco aliento de su postura social contestataria. Para la película, Kosma, compositor húngaro, compuso la primera pieza de las muchas que harían juntos el poeta y el músico. Prévert formó un espléndido tándem con Marcel Carné que se inauguró con Jenny (1936) y prosiguió, en ocasiones incomprendido por la crítica, con obras como Extraño drama (1937) oAmanece (1939). Además trabajó con otros directores, aunque serán sus trabajos con Carné los que contarán.

En plena ocupación nazi y en condiciones precarias rodaron las joyas cinematográficas El muelle de las brumas y Las puertas de la noche (1942), y antes de la liberación Los niños del Paraíso (1945), considerada una de las mejores películas de la historia del cine. Apreciado en los estudios fílmicos como guionista y como letrista en el mundo de la música, la categoría y la fama como escritor le llegó tras la guerra con el libro de poemas Palabras (1946). Participó en los debates políticos e intelectuales con su sentido de la imagen insólita y del humor crítico. Con un estilo sencillo, cercano al lenguaje de la calle, Prévert reconstruye la vida cotidiana y se acerca al lector.

Después de Palabras, escribió Historias (1946), Espectáculo (1951), La lluvia y el buen tiempo (1955) en las que toca los temas del amor, la libertad, el sueño y la imaginación, comprometido siempre y compasivo con los humildes y los desafortunados. Los ataques verbales que hacía contra las instituciones reforzaron su figura de poeta libertario, y su adhesión al surrealismo se vislumbra en el humor de Fatras (1966) y Cosas y otros (1972).

Los últimos años de su vida se dedicó a escribir letras para canciones que han sido interpretadas por los cantantes más famosos y se conocen en todo el mundo. El volumen Cincuenta canciones Prévert-Kosma (1977) recopila algunas de ellas. También escribió literatura infantil, como Cuentos para niños malos y Canción para cantar a voz en grito, ambas publicadas póstumamente.

Tomado de :  http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/prevert.htm