¿Cómo estimular al bebé durante el embarzo?

Antes de ser gestado un bebé siempre es pensado. La idea, el deseo de un bebé , se entreteje en los universos oníricos , en las redes conscientes e inconscientes de mujeres y de hombres…Por lo tanto, un bebé , nunca es un accidente… Silvia PF

Nos pareció muy interesante y con muy buena fundamentación teórico-metodológica esta Tesis sobre estimulación del bebé in útero. Se trata de reunir diversas perspectivas y estrategias en un corpus organizado, para hacer del embarazo un proceso más placentero para el bebé y la familia.

angel bebe

 

https://www.dropbox.com/s/mw12l2moclrceue/manualestimulacionin%20utero.pdf?dl=0  Descargar la Tesis

NEUROLOGÍA    FETAL.

“Desde una perspectiva biológica, el recién nacido es un viejísimo anciano, pues ya ha recorrido la mayor parte de las etapas de su larga evolución humana.”

  Arnold Gesell.

A raíz de los avances tecnológicos como el ultrasonido, la determinación de algunos marcadores bioquímicos para detectar trastornos del desarrollo embrionario y fetal como la alfafetoproteína y mas recientemente el diagnostico prenatal, incluso la preimplantación de embriones, ha surgido la necesidad de conceptuar una rama de la medicina que específicamente se enfoque al estudio y cuidado del embrión y posteriormente del feto, posibilitando detectar alteraciones prenatales que en ocasiones pueden contrarrestarse o al menos alertar al clínico para tratar de prevenir secuelas para la vida futura de un ser humano.

La importancia de programar el embarazo.

La procreación se percibe y se da de una manera tan natural, que a veces ocurre aun cuando no se espera o no se desea, y de este modo ni la mujer misma ni la pareja se preocupan de investigar si están en condiciones óptimas para concebir, llegar a buen termino un embarazo y/o satisfacer las necesidades integrales de ese nuevo ser.

Paradójicamente las mujeres con menor acceso a la informacion y a los servicios de salud son también las de menos recursos y las que se exponen mas tempranamente con menor intervalo y mas veces al embarazo no planeado; en ocasiones sin permitirse reflexionar si es o no deseado, simplemente lo aceptan. Así  tenemos embarazos en adolescentes, en mujeres desnutridas, con todo tipo de enfermedades crónicas,  con antecedentes de enfermedades hereditarias,  siendo estas condiciones desventajosas para sus futuros hijos ya desde la etapa prenatal.

 

En las últimas décadas se están produciendo avances enormes en el conocimiento de la normalidad en el desarrollo y la maduración del cerebro fetal, en la detección de los signos y los síntomas de sufrimiento de este, y muy especialmente de las causas que lo producen.

 

Los mecanismos cerebrales desde su determinación genética tienen la capacidad de recibir, percibir, analizar, combinarse y circular con los neurotransmisores en un almacenamiento dinámico del aprendizaje, la memoria de registro y la capacidad de recordar la informacion venida del exterior y fraguada en su medio interno.

Algunas Cifras.

Estudios epidemiológicos sugieren que aproximadamente el 70% de los óvulos fecundados y los embriones humanos es eliminado, generalmente durante el primer trimestre del embarazo. Aproximadamente el 40% de las muertes infantiles durante el primer año de vida esta relacionado directamente con anormalidades del desarrollo que se han originado durante el embarazo. Se estima también que el 25% de las concepciones tiene anormalidades del sistema nervioso central, de las cuales solo el 10% sobrevive al periodo neonatal.

La evaluación clínica del feto permite la observación de un numero limitado de datos que reflejan componentes de la actividad neurológica, como los movimientos corporales, los movimientos oculares, los patrones de latido cardíaco, la respiración y los bostezos entre otros que permite comparar y conocer la evolución de la actividad fetal y detectar los cambios madurativos y también, la presencia de algunas anormalidades.

Los fetos que han padecido una perdida del bienestar por cualquier motivo, los hijos de madre diabética, los fetos con presentación podálica o con problemas neuromusculares tienen patrones de conducta fetal anormal al tiempo que manifiestan disminución de los movimientos fetales.

 

Para realizar una valoración cada vez mas aproximada del feto, contamos con las técnicas de neuroimagen, en desarrollo permanente, y con otras que ya tienen unos años, como la monitorización de la frecuencia cardiaca fetal, el análisis del volumen del liquido amniótico, la prueba de stress, el estudio del perfil biofísico fetal, el equilibrio acido base fetal, y con las técnicas de la biología molecular que ha revolucionado el diagnostico prenatal de algunas enfermedades genéticas.

La consulta al neuropediatra ha adquirido una importancia notable en las unidades de diagnostico prenatal gracias a las técnicas de cribado de malformaciones cerebrales mediante ecografía de alta resolución o RM fetal.

 

Todos estos conocimientos y otros muchos constituyen la base de la neurología fetal. Se trata de una especialidad emergente, que cabalga entre la pediatría, nenonatología y la obstetricia y que precisa indefectiblemente del aporte coordinado de otras disciplinas y muy especialmente de neuropediatras expertos en desarrollo normal y patológico del cerebro del feto.

El diagnostico a tiempo y el tratamiento de estas anomalías puede tener un papel capital para el futuro bebé y muy especialmente en las manifestaciones neurológicas después del nacimiento, que aparecen precozmente o en forma mas tardía, y que en muchas ocasiones no llegamos a comprender  ni conocer su origen y de este modo, nos deja trabajando sólo sobre  los síntomas. Trabajar sobre los síntomas, sin duda es indispensable para aliviar la condición patológica, y en muchos casos brindar mayores posibilidades de vida, pero sin duda,  el objetivo debe ser conocer en profundidad las causas que generan la enfermedad y armar un plan de tratamiento a la medida de cada ser humano.

Prof. Lic. Silvia Pérez Fonticiella

Neuropsicóloga

Lic en Psicología

Lic. en Psicopedagogía

Consultora en Neurociencia Cognitiva.

IINNUAR

Instituto de Investigaciones Neuropsicológicas y Neuropsicopedagógicas Argentino.

Córdoba 2007.

 

 

 

 

El síndrome de la “Couvade” . El “embarazo” masculino. (material en español y en francés)

embarazada 2

La palabra couvade deriva del verbo francés  “couver” y hace referencia a una costumbre que aún se usa en algunos lugares de Francia,  respecto a que posteriormente al momento del parto de una mujer, su  marido se acuesta con su bebé en  brazos y recibe las felicitaciones de sus parientes y amigos. Este ritual donde el padre de la criatura toma un rol protagónico, parece haber sido practicado con frecuencia en los pueblos europeos de la antigüedad y en los índios americanos, encontrándose también referencias al mismo en relatos de Marco Polo en sus viajes por China,  Actualmente, el término “síndrome de la couvade” se utiliza por extensión en psiquiatría para describir manifestaciones psicosomáticas en los hombres durante el embarazo de su compañera o en el postparto.

Carmen y Cristóbal Serra (Psicóloga y Psiquiatra europeos), distinguen entre dos formas de ritual de la couvade: la prenatal o pseudomaternal y la postnatal o dietética. La couvade prenatal o pseudomaternal tendría como objetivo la transferencia mágica de los dolores durante la gestación y el parto a la persona del padre; en la couvade postnatal o dietética el padre es considerado como debilitado y sufriente en el postparto. Se le acuesta y se le proporciona un régimen alimentício especial para recuperar sus fuerzas. Se le mima y se le reconoce.

Los hombres que consiguen un grado de madurez en su desarrollo, poseen una buena imagen de sí mismos, señalan los especialistas,  una estabilidad suficiente como figura paternal, figura masculina, padre del niño y fecundador de la esposa, sin resentir angustias. No presentarán sintomatología en relación con el embarazo de la mujer. Otros varones más vulnerables pueden sufrir trastornos en función de sus capacidades evolutivas.

A modo de síntesis, entonces, podemos encontrar que esta serie de rituales que pueden agruparse en el sindrome de couvade, pueden presentar dos formas : una durante el embarazo,  donde se presentan manifestaciones psicosomáticas en el varón por identificación con la gestante, y otra que se caracteriza por manifestaciones  postnatales, con vivencias de debilidad, pérdida de rol y necesidades de refuerzo fálico como defensa frente a fantasías de castración: Estos trastornos si no se manejan bien, pueden producir desequilibrios en la pareja y crisis que alterarán  el desarrollo familiar y el disfrute de ese proyecto anhelado por la pareja, que es su hijo. Por lo tanto es importante que los futuros padres conozcan sobre este  tema y tengan un espacio profesional para hablar de sus inquietudes y plantear también lo que en ellos habla a través del cuerpo.

Silvia Pérez Fonticiella

Lic Psicología

Lic. en Psicopedagogia

Esp. Neuropsicología.

Consultora.

Otra perspectiva sobre el tema puede leerse en Cerveau & Psycho:

Certains hommes présentent les symptômes de la grossesse de leur femme : prise de poids, nausées, troubles de l’humeur. C’est le « syndrome de couvade ».

  • Des modifications hormonales participeraient à cette « co-grossesse ». Elles prépareraient les pères à l’arrivée du bébé : ils seraient ainsi plus attentifs et vigilants.

  • Des facteurs psychologiques seraient aussi en cause dans le syndrome. Devenir père provoque de grands bouleversements psychiques, tels des troubles dépressifs.

Joachim Retzbach est psychologue et journaliste scientifique.

http://www.cerveauetpsycho.fr/ewb_pages/a/article-couvade-la-grossesse-au-masculin-33998.php

10351381_929055250454498_3305560417864668833_n

RELACIÓN ENTRE AUTISMO Y CONSUMO DE ÁCIDO FÓLICO

acido folico

Un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition ha considerado que las madres de niños autistas habían consumido menos ácido fólico a través de los alimentos y los suplementos en los primeros meses del embarazo que las madres de niños sin ese trastorno.

Los investigadores entrevistaron a las madres de 429 preescolares con trastorno del espectro autista, 130 niños con retraso en el desarrollo y 278 niños con un desarrollo normal. Las mujeres respondieron sobre la alimentación y el uso de suplementos durante el embarazo para poder determinar cuánto ácido fólico habían consumido al mes. Durante el embarazo, las madres de los niños sin autismo habían consumido más ácido fólico a través de alimentos y vitaminas que el otro grupo. Esa diferencia fue mayor en el primer mes de embarazo, cuando las madres de los niños con desarrollo normal habían ingerido unos 779 μg/día de ácido fólico y el 69% de ellas cumplía las recomendaciones de ingesta diaria de vitamina B. Por el contrario, las madres de niños autistas habían ingerido una media de 655 μg/día de ácido fólico y apenas el 54% de ellas unos 600 μg o más.

La relación entre ácido fólico y autismo se mantuvo incluso tras considerar factores como la edad, la etnia, el tabaquismo y el consumo de alcohol materno durante el embarazo. Revista de Neurología.

autismo