APORTES DE LA PSICOPEDAGOGÍA A LOS NUEVOS ESCENARIOS.

20160303_222643.jpg

Ya está a la venta en Librería   y por Internet: APORTES DE LA PSICOPEDAGOGIA A LOS NUEVOS ESCENARIOS. en Libreria Editorial Advocatus de Córdoba.

http://eadvocatus.com.ar/aportes-de-la-psicopedagogia-a-los-nuevos-escenarios.html
Campos de abordaje libro:
“En el libro se exponen investigaciones del campo psicopedagógico que demuestran las múltiples oportunidades de intervención que la profesión ofrece. La representación popular sobre la psicopedagogía, suele ceñir la profesión a un componente de la tríada escuela-niño-aprendizaje, pero la obra procura romper con ese paradigma para permitir la apertura a nuevos campos de abordaje, que amplían ese horizonte. La primera de las tres investigaciones nos interroga: en el acto de educar, ¿se juegan afectos y pasiones? Si de afectar se trata, se invita a docentes, directivos y profesionales de los equipos de orientación escolar a reflexionar sobre su rol como orientadores vocacionales. Resulta significativo pensar en la dirección y destino de las palabras, acciones y gestos, al ser responsables política y subjetivamente de aquello que se olvida y de lo que se elige callar”, expone la Mgter. María Teresa Aglietto, Directora de Psicopedagogía de la UBP.
Investigaciones destacadas
El primer trabajo, “Acciones Orientadoras en las Prácticas Docentes”, busca valorizar el lugar que ocupan los educadores como interlocutores privilegiados en las problemáticas vocacionales de los jóvenes, considerándolos promotores de aprendizajes saludables en las elecciones de estudios y trabajos.
El segundo, “Psicopedagogía, Comunicación y Culturas Populares”, refiere a la labor del psicopedagogo en sí misma como una labor curiosa y creativa. Intervenir en la cultura implica la intención de indagar lo que necesita el mundo de la psicopedagogía y al mismo tiempo, esbozar la respuesta. Como sujetos creamos sentidos a través de las expresiones culturales, en tanto que desde que nacemos comenzamos a tratar de entender y explicar lo que vemos, vivimos y sentimos; este proceso nunca termina. Cuando en psicopedagogía se habla de aprendizaje, no se limita al aprendizaje formal, sino también a procesos de aprendizaje asistemático, ya que en realidad, aprendemos durante toda la vida. Por ello podemos ofrecer alternativas de abordaje en todas las etapas del desarrollo, en todos los momentos de la vida y en todo tipo de Instituciones o lugares de aprendizaje, pero sobre todo, en distintos espacios sociales. Para que la Psicopedagogía se haga lugar es sólo preciso que el aprendizaje esté presente, y el rol del psicopedagogo se despliega interdisciplinariamente con otras formaciones académicas, constituyendo grupos de trabajo, que mediante diálogos y acuerdos puedan llegar a un objetivo en común; gestando aprendizajes constructivos en toda la comunidad.
El tercero, “La Clínica Psicopedagógica como Laboratorio de Investigación Social”, ofrece una mirada transdisciplinar, al aplicar la metodología de la Sociología Clínica, el método biográfico y en particular las historias de vida, como nueva herramienta de la Clínica Psicopedagógica. Bourdieu sostiene que hay que develar los mecanismos por los cuales los sistemas educativos reproducen las desigualdades sociales, en especial desarrollando una pedagogía y evaluaciones que no tienen en cuenta el origen social de los estudiantes y sus pautas de educación en la familia y medio social próximo. Por su parte para Vincent de Gaulejac, al pasar de una sociedad estratificada, constituida en clases, a una sociedad “managériale” signada por la inestabilidad y el estallido, el individuo tiene dificultades para encontrar un lugar en el campo social donde poder reconocerse. La propuesta, entonces, es el abordaje de la clínica desde una perspectiva multidimensional, ya que la relación del saber con el alumno es también una relación social.

invitacion-01.jpg

 

 

IINNUAR : Cursos de Posgrado  Presenciales   y  A    Distancia Febrero 2016

    libro niño cometa             

 *** PRESENCIALES ****

  •  CURSO INTENSIVO DE ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LAS BATERÍAS DE INTELIGENCIA DE WECHSLER:

 WISC IV – WPPSI III – WAIS III.

Duración: 6 encuentros Total: 25 hs Comienza: 3/febrero Finaliza: 9/ marzo.

 

  • DIAGNÓSTICO PSICOPEDAGÓGICO CON APORTES DE LA NEUROCIENCIA COGNITIVA.

Duración: 8 encuentros Total: 32 hs Comienza: 4/febrero Finaliza: 31/marzo.

 

  • SEMINARIO : PSICOANÁLISIS PARA PSICOPEDAGOGOS.

LECTURAS E INTERPRETACIONES  PSICOANALÍTICAS EN LA CLÍNICA PSICOPEDAGÓGICA. Del síntoma al deseo de saber.

A partir de estudio de casos, invitamos a reflexionar y trabajar sobre conceptos psicoanalíticos que permitan hacer análisis de material clínico producido por nuestros pacientes,  (dibujos, producciones escritas y verbales, conductas, gestos, juego, entre otros), con la finalidad de favorecer el desarrollo de herramientas  de lectura e intervención en nuestra práctica con niños y adolescentes en la clínica psicopedagógica.

Autores  seleccionados para la construcción de nuestro marco teórico: Freud, Lacan, Klein, Winnicott, S. Bleichmar, Piaget,  M. Rodulfo, J. Kristeva y Vincent de Gaulejac.

Duración: 6 encuentros Total 25 hs Comienza: 1/febrero Finaliza: 7/marzo.

 

  CURSOS A DISTANCIA

 Modalidad virtual y también Semipresencial.

  • CURSO INTENSIVO DE ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LAS BATERÍAS DE INTELIGENCIA DE WECHSLER:

 WISC IV – WPPSI III – WAIS III.

Carga Horaria: 25 hs.  Primera fecha: 13/enero 2016 // 2da fecha de comienzo: 10/febrero.

  • DIAGNÓSTICO PSICOPEDAGÓGICO CON APORTES DE LA NEUROCIENCIA COGNITIVA.

Carga horaria: 40 hs Comienza: 10/febrero

 Destinados a:  Psicopedagogos – Lic en Psicopedagogía- Lic en Psicología – Estudiantes avanzados de las respectivas carreras.

Grupos presenciales reducidos (Hasta 6 personas) Córdoba Capital – Centro.

Seminario y Cursos con instancias de Evaluación y Certificación

Visita nuestro Blog: http//:cordobapsicopedagogianeuropsicologia.com

Profesores: Lic. Silvia Pérez Fonticiella  –  Lic. Mario Valdez   e   Invitados especiales.

INFORMES E INSCRIPCIONES :

E -mail:   cordobaaprendizaje@gmail.com

 

********************************************

 

ATENCIÓN

 ABRIL 2016. DIPLOMATURA EN INTEGRACIÓN SOCIO-EDUCATIVA CON APORTE DE LAS NEUROCIENCIAS en UBP Universidad Blas Pascal.

 

OBJETIVOS DE LA DIPLOMATURA:

Aportar a los diplomandos  herramientas teóricas y prácticas sobre las diferentes formas de enseñanza que requiere la diversidad, promoviendo un ambiente de co-construcción metodológica.

  • Capacitar a los diplomandos en el conocimiento de las características de los principales síndromes, trastornos y patologías presentes en el aula.
  • Brindar herramientas pedagógicas y diversas estrategias cognitivas y meta-cognitivas a partir de las características individuales de cada uno de los alumnos con dificultades.
  • Proveer del material teórico y práctico necesario para potenciar las fortalezas de los alumnos con necesidades educativas especiales, tendientes a facilitar la tarea profesional del docente y profesionales del área, de modo de favorecer en los niños y adolescentes la apropiación de los contenidos pedagógicos.
  • Actualizar a los diplomandos sobre los nuevos hallazgos que aportan las neurociencias y en especial la íntima relación entre la plasticidad cerebral y la capacidad de aprendizaje.

 

DESTINATARIOS: Docentes de nivel primario y secundario de escuelas comunes, técnicas y especiales; Docentes integradores, docentes de nivel terciario y universitario; Estudiantes de carreras de grado del área psi y de Inst. de formación docente; Directivos, preceptores y miembros de gabinetes psicológicos  psicopedagógicos; Acompañante terapéuticos, Psicólogos, Psicopedagogos y personas vinculadas a la diversidad.

 

MODALIDAD: Cursado presencial con actividades y evaluaciones parciales al final de cada módulo y realización de un Trabajo final integrador individual o en grupo.

 

INFORMES E INSCRIPCIONES:

UNIVERSIDAD BLAS PASCAL – POSGRADOS Y CURSOS.

http://www.ubp.edu.ar/posgrados-y-cursos/

 

 

***************

LA “OBLIGACIÓN” DE SER FELIZ COMO LA DE SER “TRIUNFADOR”, ES AGOTADORA

Gran entrevista al psicoanalista y escritor Gustavo Dessal

ser feliz

http://www.telam.com.ar/notas/201408/76019-la-obligacion-de-ser-feliz-es-agotadora-como-la-de-ser-un-triunfador.php

¿LA IDENTIDAD SE HEREDA? EL PROYECTO PARENTAL Y SUS CONTRADICCIONES – Por Silvia Pérez Fonticiella y Mario Valdez

hrencia

 “Somos hijos de las propias representaciones que nuestra mente guarda

de aquellos que nos engendraron “.

Silvia Bleichmar.

La familia es un sitio privilegiado en la incorporación de la historia y la fabricación de los “herederos”, la herencia es la estructura de trasmisión que determina el marco en el cual el niño es inscripto y sobre esta base se apoya el proyecto parental, es decir el conjunto de representaciones que los padres se hacen del futuro de sus hijos. El proyecto parental funciona a modo de “correa de trasmisión” de la historia, ya que por un lado impulsa elementos que marcarán la trayectoria posterior del niño y opera como lugar de inscripción del deseo inconsciente de los padres. Funciona a modo de “modelo registrado” en cada niño que se encuentra en la frontera entre el narcisismo infantil y el imaginario parental.

Se registra un movimiento circular dialéctico en el cual se reactualiza la trama generacional, ya que los padres reactualizan lo que han vivido con sus propios padres, perpetuando así cada nueva etapa. El proyecto parental es un proyecto socio-psicológico que trasmite, no sólo los deseos conscientes e inconscientes de los padres respecto a sus hijos, sino también un proyecto social portador de las aspiraciones del medio familiar y cultural, condicionados por el contexto social que favorece u obstaculiza su realización. Es por esto que de Gaulejac enfatiza que este proyecto se actualiza constantemente en la medida que las aspiraciones se modifican en función de condiciones objetivas de realización, así como de la posición social que los padres ocupan; y más importante aun, de la relación que ellos mantienen frente a esa posición.

El proyecto parental se ajusta a las condiciones sociales de existencia, a las que son confrontados los padres en su propia trayectoria, por lo que reflejan sus estrategias de ascenso social y sus temores de descenso. Esta dinámica de trasmisión permitirá comprender la dinámica interna de la historia familiar  y en particular, las contradicciones que van a influir la trayectoria futura de sus hijos.

CONTRADICCIONES DEL PROYECTO PARENTAL

“Los niños han dejado de ser los depositarios de los sueños fallidos de los adultos”. 

Silvia Bleichmar.

Los padres operan a través de dos lógicas diferentes: por un lado incitan al niño a la reproducción y por la otra, lo instan a la diferenciación; su proyecto de transmisión expresa miedos y deseos contradictorios: Miedo a que el hijo llegue a ser como ellos pero a la vez sienten miedo de que sea alguien diferente. La lógica de reproducción conduce a la imitación, al conformismo, pero a la vez desean que el hijo realice todos los deseos que ellos no pudieron concretar. Es decir, que sea “alguien” diferente a ellos. Esta contradicción divide al niño entre el deseo de realizar el ideal de sus padres y el deseo de escapar a la ilusión de ese niño imaginario.

De esta manera, es necesario considerar el proyecto parental como un conjunto contradictorio que propone objetivos a alcanzar y a la vez evitar la ambivalencia de modelos y anti-modelos. El proyecto parental determina identificaciones posibles e imposibles, deseos de logro social, identificación con ciertos modelos e ideologías que estructuran los ideales personales; pero la realidad social impone sus propias lógicas y rupturas que determinan la naturaleza del guión que el proyecto propone.

Aquellos niños que pertenecen a la clases menos favorecidas se ven confrontados a un doble mensaje, ya que si bien los padres desean que tengan mejor calidad vida, desean a su vez que sigan siendo solidarios con su medio y luchen contra las clases dominantes. Esto configura un mensaje contradictorio en sí mismo, ya que se le imprime un discurso que le impulsa a ser burgués, pero por otro lado a luchar contra los burgueses. Ante esta situación contradictoria, el hijo generará “culpa” si no lo logra, por no satisfacer el proyecto parental, pero también culpa si lo logra, por la distancia social que lo distará de sus padres. Esta culpa del niño se contrapone al resentimiento de los padres si el hijo no lo logra, debido a que tomará conciencia de la reproducción de su propia miseria. A su vez sentirán el resentimiento si lo logra porque lo verán adquirir nuevos habitus.

En el caso de las familias de medios conservadores o en regresión existe un fenómeno de peso ideológico que retrasa la evolución de los sistemas de valores, ideas, y la evolución de condiciones concretas de vida. En estos casos, los padres proponen principios morales y valores, tomados de los abuelos, pero en condiciones socio-históricas diferentes a aquellas. Esta contradicción se ve acentuada en familias que pasan de un contexto rural a un contexto urbano o en aquellas familias en descenso social. Es decir que el proyecto parental se sitúa en la articulación de los juegos del deseo entre padres e hijos y de las estrategias sociales de adaptación de los individuos a las plazas sociales disponibles en el mercado de la distribución antroponómica (Bertaux, 1979)

PROYECTO PATERNO – PROYECTO MATERNO

Cada uno de los padres es portador de su propio proyecto en virtud de su trayectoria y posición social singular, que pueden entrar también en contradicción y conflicto con el proyecto parental. El proyecto parental representa en general la lucha entre dos linajes que tratan de asegurarse la perpetuación de la herencia familiar. Esta lucha será más intensa en la medida en que los proyectos singulares de los padres sean más opuestos, (diferencias sociales, ideológicas, culturales y económicas). Lo que se pone en juego, en realidad, son las relaciones de dominación que tienden a perpetuarse en la pareja; el hijo se encuentra confrontado con ellas a través de los conflictos entre el proyecto paterno y el materno. En estos procesos pueden destacarse en el proyecto parental, tres niveles de contradicciones:

  1. Contradicciones internas del proyecto

Son las contradicciones vividas por cada uno de los padres y/o de los padres entre sí. Estas recaen directamente sobre el hijo, quien asume la misión de concretar lo que los padres no han logrado, reparar sus errores o realizar sus deseos inconclusos.

  1. Contradicciones en relación con el proyecto

Expresan la relación de los padres con los hijos y especialmente reflejan la puesta en lo real de los conflictos edípicos.

  1. Contradicciones en la realización del proyecto

Aquí se expresa el desfasaje existente entre los ideales que se proponen y los medios que se le dan al niño para alcanzarlo, o bien entre el contenido del proyecto y sus condiciones objetivas de realización. Estas contradicciones deben ser entendidas interactuando unas con otras dentro de un sistema.

De Gaulejac propone analizar este fenómeno desde una perspectiva dinámica que comprenda el proyecto parental como un movimiento que conduce a cada individuo a ser a la vez hijo y padre.El hijo que se convierte en padre tiende a transmitir a sus propios hijos las estrategias que el inventó para enfrentar las contradicciones que lo atravesaron. Estas estrategias y mediaciones forman parte de la identidad heredada.

PSICOLOGÍA: LOS SECRETOS DE FAMILIA EN LA CONSTITUCIÓN DEL SUJETO – Por Silvia Pérez Fonticiella y Mario Valdez

secretos

Nosotros somos las palabras que cuentan lo que somos”

Eduardo Galeano.

La transmisión familiar forma parte del bagaje constitutivo del sujeto y será este mismo el encargado de transformar lo heredado con su singularidad, para ser definitivamente sujeto, portador de semejanzas y a la vez diverso de las inscripciones familiares. Esta herencia estará significada con valores, modelos y deseos, pero también con los efectos de sucesos traumáticos de las generaciones que preceden al sujeto, ya que los acontecimientos no elaborados forman parte también de los significantes que habrán de heredarse. M. Mannonni expresa: “Al hacer en la realidad tabla rasa del pasado, los adultos olvidaron que el discurso del pasado seguía estando inscripto en el inconsciente del niño y continuaba produciendo sus efectos en el nivel del síntoma”. De esta manera, el niño se vuelve el soporte de lo que los padres o la familia no puede afrontar.

Aquello que conforma un secreto familiar por contenidos que avergüenzan, que duelen, que intentan ser olvidados,  pueden producir algún tipo de perturbaciones en los sujetos que se están conformando. Dice Faimberg: “Aquello no tramitado en el psiquismo de los padres y antepasados, puede inundar el psiquismo infantil por vías identificatorias. De tal modo, excesos no elaborables ocupan al niño, cuyo psiquismo se encuentra demasiado lleno”. Estas circunstancias, indudablemente, afectan no sólo los procesos de simbolización sino la forma de acercamiento al aprendizaje.

El secreto personal en sí mismo no es el problema, ya que ese espacio de pensamiento es parte de la intimidad y debe ser respetado, ya que favorece los procesos de simbolización, pero no sucede lo mismo con los secretos familiares. Estos tienden a afectar y debilitar el pensamiento y la propia identidad, que aún está en proceso en el niño. Los secretos familiares están conformados habitualmente por mentiras, deformaciones de determinados episodios o por el silencio mismo sobre temas anteriores, de los que sólo se filtran los significantes porque son puramente inconscientes.

Tampoco significa que la verdad descarnada fuera el método recomendable, sino que a su momento todo debe ser planteado. Silvia Bleichmar habla de “sincericidio”, cuando un decir no corresponde y daña a un tercero. Dice la autora: “La moral pasa por el respeto al tercero y no por la defensa de la verdad en sí misma. La verdad es, pues, un bien que debe ser administrado con prudencia. (S. Bleichmar, 2007:34)

Alicia Fernández se refiere a la matriz primigenia, la que está conformada por madre-niño-padre, como una manera adecuada y necesaria para adquirir autonomía y aprehensión del mundo, en etapas que van desde las posturas más intuitivas hasta otras que denotan mayor grado de maduración, para una correcta incorporación de la lógica de las operaciones concretas, con miras hacia  la abstracción.

Para configurar su propia modalidad de aprendizaje, su propia manera de estar en el mundo, la niña debe des-simbolizar esa matriz primigenia con la que ha sido codificada por su familia. Todo hijo produce de alguna forma, en mayor o menor grado, una especie de “ruptura epistemológica” con las cosmovisiones, teorías y modelos de los padres que, inevitablemente, lo llevarán a re-encontrarse con nuevas significaciones que le permitirán escribir su propia matriz vincular significante.

Pensamos que los secretos familiares, conforman huecos, lugares vacíos en la matriz significante, que dificultan las posibilidades del sujeto de anudar su cadena de simbolizaciones  y producir  autoría de pensamiento.

En toda paternidad hay un doble discurso: uno manifiesto y otro es el discurso “de lo reprimido”. Un hijo siempre representa algo que incorpora, que se gana, pero también algo que se pierde.

Cada sujeto siempre debe confrontar con el problema del deseo, de la muerte y de la Ley como parte de la historia de su grupo de pertenencia; de este modo, se vuelve portador de imperativos, culpas y contradicciones. Los dobles discursos parentales, los abandonos, las pérdidas y lo secretos, tienen efectos poderosos sobre el niño. Desde los aportes del psicoanálisis se sabe que los hijos se hace cargo de la culpa de la separación de sus padres. Maud Mannoni cita el caso de Brian, paciente de la doctora Laing, quien dice textualmente: “Ahora que me reconocen como malo, sólo me queda ser malo”.

LAS PERSONAS MUESTRAN CONDUCTAS IMITATIVAS PARA PROCURAR ACEPTACIÓN SOCIAL – Por Mario Valdez

niño sigue abuelo

En los años 80, el psicólogo social Robert Zajonk,(1), ferviente estudioso de las conductas humanas y sus habilidades sociales, investigó las acciones miméticas del ser humano como facilitadoras de la socialización. Este psicólogo, sostiene que la imitación provoca simpatía y fomenta las relaciones sociales y también las relaciones comerciales. Asegura, por ejemplo, que las camareras reciben mayor propina cuando repiten el pedido de sus clientes. Zajonk, ha estudiado también el hecho de que las personas que conviven por mucho tiempo, tienden a parecerse. A este fenómeno lo llamó: “Transformación mimética” o mimetismo. Agrega en sus estudios que la finalidad única de estas conductas inconscientes, es la de ser aceptado por los demás. El actor Woody Allen, protagonizó por esos años el film “Zelig”, en el que se caricaturizaba estas conductas de imitación.

Esta capacidad de transformación mimética, comienza en los primeros días de vida de todo niño. Cuando escuchan gritar a otro bebé y con el objetivo de imitarlo, rompen en llanto, ya que es su único lenguaje posible; más tarde, a los tres o cuatro meses, imitan movimientos sencillos con la boca y aprenden a “sacar la lengua”, repitiendo el gesto de un adulto,  o de otro niño; ya a los nueve meses, expresan alegría, tristeza o enojo, reproduciendo lo que perciben del rostro de su madre.

Las mamás, utilizando este conocimiento inconsciente, abren la boca cuando intentan dar la papilla a su niño, apelado así a la reproducción mimética  de la apertura de la boca del niño. Otro fenómeno cotidiano se refiere al uso de un lenguaje infantil, por parte de los adultos, procurando empatía social y aprobación.

Pero este mecanismo se repite también entre los adultos: Entre dos interlocutores ocurre que uno, imita sin proponérselo la velocidad del habla del otro, y luego de un rato de conversación se iguala también el tono de voz; además, el estado emocional menos equilibrado de los dos hablantes suele influir en el otro, en mayor o menor grado.

Los científicos Roland Neumann y Fritz Strack,2000,(2), mostraron la grabación de un orador que alternaba el tono de su discurso: por momentos era alegre y otras veces triste. Luego, se le solicitó a personas de la audiencia que repitieran ciertos párrafos del discurso; el resultado fue que esas personas, repitieron no sólo el texto sino también los tonos efectuados por el orador. Una primera conclusión  rápida, indica entonces que una persona con buen humor, con “buena onda”, tendrá una influencia más favorable en un grupo con el que comparte una determinada cantidad de tiempo.

Pero resulta muy curioso lo verificado a través de un estudio realizado por Ulf Dimberg,(3). El nombrado científico, pudo establecer que estas conductas de imitación entre personas que conviven en un determinado ámbito, producen a largo plazo modificaciones en la apariencia externa, con tendencia a parecerse. La explicación científica que avala este fenómeno, es que existe una consonancia muscular y de vasos sanguíneos, utilizados en las expresiones ante determinadas situaciones. Esta especularidad de movimientos  musculares, fue comprobada a través de un electromiógrafo y los estudios, sugieren que al observar movimientos ajenos, se activan regiones cerebrales que coordinan la motricidad propia del observador. Más tarde, dos neurocientíficos finlandeses corroboraron esta sugerencia y fueron aún más allá: Determinaron que la observación de un movimiento, activa la corteza motora primaria, como también el centro para el control, coordinación y ejecución de movimientos, además de una parte del centro del habla, el área de Broca. Estas zonas constituyen  el centro de coordinación de las “neuronas espejo”, las encargadas de “simular” el comportamiento del otro.

Por su parte, el Prof. Friedemann Pulvemüller,(4), ha demostrado que existe una conexión entre el lenguaje y el movimiento: Dice que la sola mención de una palabra, como por ejemplo “andar”, puede desencadenar impulsos motrices en quien la escucha.

Todo tiene sentido desde un punto de vista evolutivo; un hombre primitivo al ver a otro hombre correr, estimulaba su propensión a imitarlo, pues presuponía que el peligro acechaba. Hoy en día las razones son otras, aunque persiste la tendencia mimética adaptada a la forma de vida actual. En cierto modo, el mimetismo es necesario para sobrevivir, ya que el hombre es un ser eminentemente social y quien se aisla, termina sintiéndose extremadamente solo; imitamos, entonces, cuando procuramos adhesión social y es este mecanismo de socialización el utilizado para “igualarnos” al otro, procurando aceptación. No obstante, este acercamiento, esta tendencia a la igualación, nos lleva a entender menos a quien escuchamos, ya que quita perspectiva necesaria para la mejor comprensión. Si en cambio procuráramos “renunciar” conscientemente al mimetismo, lograríamos un mejor entendimiento y una mayor valoración del interlocutor.

Finalmente, diremos que según sean los valores inculcados por la sociedad en la que vivimos, será mayor o menor la preponderancia de las conductas miméticas de sus individuos. Una experiencia se realizó entre un grupo de voluntarios japoneses y otro grupo de estadounidenses. El resultado de esta experiencia, demostró que los ciudadanos de culturas en las que se prioriza el rendimiento personal y la independencia, presentan menos mimetismo que aquellos que proceden de culturas en las que se valora más la cohesión social.

Un rápido repaso por la realidad cotidiana, permite inferir que el caótico mundo social en el que vivimos, signado por la corrupción, la guerra, la intolerancia, el doble discurso y la violencia, devienen de la conducta mimética de los individuos respecto de gobernantes, ductores y personajes sociales, quienes generan con su ejemplo indigno, un clima de inestabilidad social y de valores, “imitados” por la gente común.

Una lectura optimista, permitiría aventurar que la acción de los individuos en el sentido inverso, lograría revertir la dirección equivocada hacia la que la sociedad se dirige.

Sobre un artículo de Arnd Florack y Oliver Genschow

1 – Sociólogo y psicólogo social polaco-estadounidense, (1923-2008).

2 – Roland Neumann y Fritz Strack – Universidad de Wiirzburg

3 – Ulf Dimberg – Universidad de Upsala

4 – Friedemann Pulvermüler, neurocientífico de la Universidad de Cambridge.

¿CUÁLES SON LOS PLANES DE ESTADOS UNIDOS PARA AMÉRICA LATINA? Por Noam Comsky

chomsky

De acuerdo con el semiólogo del MIT y uno de los críticos anti-sistémicos más brillantes de las últimas décadas, Noam Chomsky, América Latina se encuentra frente a una oportunidad histórica en la evolución de su proceso geopolítico. Pero, curiosamente, esta oportunidad amenaza los planes estadounidenses para esta históricamente sometida región.

A pesar de que aún se mantiene una fragmentación social que separa a las “masas” de una minúscula y acaudalada elite, cuya orientación es a favor de preservar los patrones heredados del colonialismo, por primera vez desde su independencia de los españoles el continente latino esta migrando hacia un estado de verdadera independencia, a través de la integración de los países que la conforman.

Sin embargo este desarrollo alarma a Estados Unidos cuyos intereses frente a América Latina son dictados por una agenda en torno al control de las reservas petroleras. Precisamente por eso es que el mandatario venezolano Hugo Chávez, se ha convertido en uno de los principales blancos de ataque de la propaganda que favorece el tradicional capitalismo occidental, pues Venezuela es el principal productor de petróleo en este continente.

A lo largo de la historia Estados Unidos ha recurrido a dos herramientas básicas para mantener un cierto control sobre Latinoamérica: el uso de la violencia, a través del financiamiento de una red de guerrillas que desestabilizan los regímenes que se atreven a contradecir los intereses de financieros de la elite global, y la manipulación de políticas locales a través de medidas mercantiles.

Pero ahora parece que el principal reto estadounidense frente a América Latina consiste en tejer una estrategia geopolítica que le permita sofocar los movimientos izquierdistas que se han desalineado de la agenda financiera y, sobretodo, encontrar una manera de mantener el control sobre los recursos naturales de la región, empezando por el petróleo, pero también considerando los minerales, el agua, y el alimento.