La encrucijada de Caperucita por Silvia Bleichmar.

caperucita y el lobo

 

LA ENCRUCIJADA DE CAPERUCITA

Por Silvia Bleichmar

Caperucita Roja no es ingenua por haberle creído al lobo, sino por haber convertido la evidencia de de las enormes orejas, la gran nariz, las manos peludas, en objeto de una interrogación al servicio de la desmentida, buscando en las respuestas que recibía una racionalidad que anulara su profunda sospecha de que no estaba, en realidad, ante su abuelita. Por eso, en lugar de huir, siguió preguntando, no a la búsqueda de la verdad que de algún modo conocía, sino en el intento de que la respuesta oficiara al servicio de su deseo de anulación de la percepción: orejas grandes para oírte mejor -qué mayor halago que ese- manos grandes para tocarte mejor -qué hermoso, cómo me quiere mi abuelita-, ojos grandes para mirarte mejor -soy tan bella, objeto de la mirada amorosa que requiere ojos grandes para poder apreciarla. Boca grande para comerte mejor, y ya es tarde, ya está en las fauces y en la barriga del lobo, hasta que alguien venga a liberarla, porque no sólo ha quedado atrapada sino que ha cedido las pocas fuerzas que tenía para evitar su captura o destruir a su captor.

La ingenuidad no es una virtud, y si se la presenta como tal es porque en ella se sostiene el usufructo de quienes se aprovechan del que la padece en beneficio propio, ya que esta se caracteriza por un ejercicio de la creencia sin empleo de juicio crítico para separar lo verdadero de lo falso, lo posible de lo imposible, y, muy en particular, y ese es su mayor problema, para desestimar el reconocimiento de aspectos visibles de la realidad que descalificarían el deseo de que esta fuera diferente.

Pero, como lo demuestra Caperucita, detrás de la ingenuidad hay un deseo de obtener algo, y si bien la víctima de su propia ingenuidad podría merece nuestra simpatía, es indudable que su motivación no es tan pura como se supone: quien compra un billete premiado de lotería, cree aprovecharse de un paisano que debe volver a su pueblo para hacerse cargo de un pariente enfermo; quien compra un buzón, supone que el pobre hombre que se lo está vendiendo ya no puede estar en esa esquina porque padece alguna tragedia que lo captura; y, sin duda, quien compra la presunta honestidad de un dirigente político corrupto, lo hace a expensas De cerrar los ojos a la evidencia para lograr algún tipo de usufructo que no es necesariamente complicidad en el robo pero sí cierto status quo que le garantiza no modificar las condiciones en las cuales sobrevive, instalado muchas veces sólo en un séquito que lo protege y al mismo tiempo le impide darse cuenta de que si el mundo exterior está lleno de temores desconocidos, también lo está de oportunidades que no se adquieren sin riesgo.

La ingenuidad, francamente, me produce rechazo. De ingenuos está llena la complicidad de “los inocentes” con el terrorismo de Estado, con los ladrones de bienes públicos, con los golpeadores familiares, con la injusticia en general. El ingenuo, “el inocente”, como diría Broch, no es sino alguien que cierra los ojos a la amenaza o sufrimiento hasta que este se le viene encima. La ingenuidad política es, también, des-responsabilidad.

Por el contrario, la esperanza, si bien se esfuerza sobre el cumplimiento de un deseo, sostiene su racionalidad en la apreciación de los hechos de la realidad, y en su posibilidad de incidir en ellos. Se tiene esperanza no sólo cuando se aspira a que algo cambie en una dirección deseable, sino también cuando se avizoran las condiciones que lo posibilitan; y más esperanza se tiene cuando se participa de la posibilidad de lograrlo. A diferencia de un iluso, pariente demenciado del ingenuo, la esperanza implica una evaluación de las condiciones de realización futura de un logro no alcanzado. Pero como tal, implica un reconocimiento de los recursos posibles y de su empleo.

Que la esperanza se sostenga sobre el trasfondo de los sueños de los seres humanos es inevitable: en el horizonte mismo está aquello que se anhela, pero se sabe que sólo traza una dirección de recorrido, y no realmente una meta. Del mismo modo ocurre con la Utopía, el error es considerarla objetivo político y no horizonte ético de la acción, ya que en los principios que sostienen su vigencia trasciende la posibilidad de rehusarse a la desigualdad como destino y al sufrimiento de las mayorías como única opción viable. Los descreídos pretenden que todo esperanzado es un ingenuo. En realidad, atacan la esperanza desde un lugar que está signado por la desilusión. Como las jovencitas que no creen en el amor porque al primer desencuentro se convencieron de que no hay príncipe azul y en razón de ello afirman que toda enamorada es una ingenua – ya que el hombre encontrado nunca será el de la imagen soñada-, corroen las posibilidades de vida de quienes luchan por hacer realidad sus sueños y por aceptar que entre el espacio virtual del deseo y el espacio real de la vida no necesariamente hay disociación pero sí un recorrido que sólo se acorta, sin agotarse nunca, con acciones tendientes a modificar la distancia. El desencantado es en realidad un ingenuo que anuló su propia percepción de la realidad, desmintió los aspectos desilusionantes, confió de manera pasiva en que esta se le diera como la deseaba, y vive añorando su propia creencia pero avergonzado por ella ya que nunca terminó de protagonizarla.

Como Caperucita, que al menos tiene la dignidad de no acusar al lobo de haberla engañado ya que sería inadmisible aún para su infantil inteligencia reprocharle al lobo que sea lobo, el ingenuo desengañado debería reconocer que, como dice Amos Oz, “la desilusión es el sobreprecio acumulado del autoengaño”. Por el contrario la esperanza, como el amor, siempre está presta a encontrar nuevos objetos en los cuales realizarse, a los cuales ceder la posibilidad frustra de los proyectos anteriores.

Publicado en: Caras y Caretas. Buenos Aires, julio de 2005, año 44, nº. 2188, p. 52.

TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL

Personas que se miran al espejo y no pueden soportarlo

dismorfico

https://psicologiaymente.net/clinica/trastorno-dismorfico-corporal#!

¡QUÉ BUENO CUANDO LAS MADRES PONEN LÍMITES!

Problema matem

¿Cómo estimular al bebé durante el embarzo?

Antes de ser gestado un bebé siempre es pensado. La idea, el deseo de un bebé , se entreteje en los universos oníricos , en las redes conscientes e inconscientes de mujeres y de hombres…Por lo tanto, un bebé , nunca es un accidente… Silvia PF

Nos pareció muy interesante y con muy buena fundamentación teórico-metodológica esta Tesis sobre estimulación del bebé in útero. Se trata de reunir diversas perspectivas y estrategias en un corpus organizado, para hacer del embarazo un proceso más placentero para el bebé y la familia.

angel bebe

 

https://www.dropbox.com/s/mw12l2moclrceue/manualestimulacionin%20utero.pdf?dl=0  Descargar la Tesis

NEUROLOGÍA    FETAL.

“Desde una perspectiva biológica, el recién nacido es un viejísimo anciano, pues ya ha recorrido la mayor parte de las etapas de su larga evolución humana.”

  Arnold Gesell.

A raíz de los avances tecnológicos como el ultrasonido, la determinación de algunos marcadores bioquímicos para detectar trastornos del desarrollo embrionario y fetal como la alfafetoproteína y mas recientemente el diagnostico prenatal, incluso la preimplantación de embriones, ha surgido la necesidad de conceptuar una rama de la medicina que específicamente se enfoque al estudio y cuidado del embrión y posteriormente del feto, posibilitando detectar alteraciones prenatales que en ocasiones pueden contrarrestarse o al menos alertar al clínico para tratar de prevenir secuelas para la vida futura de un ser humano.

La importancia de programar el embarazo.

La procreación se percibe y se da de una manera tan natural, que a veces ocurre aun cuando no se espera o no se desea, y de este modo ni la mujer misma ni la pareja se preocupan de investigar si están en condiciones óptimas para concebir, llegar a buen termino un embarazo y/o satisfacer las necesidades integrales de ese nuevo ser.

Paradójicamente las mujeres con menor acceso a la informacion y a los servicios de salud son también las de menos recursos y las que se exponen mas tempranamente con menor intervalo y mas veces al embarazo no planeado; en ocasiones sin permitirse reflexionar si es o no deseado, simplemente lo aceptan. Así  tenemos embarazos en adolescentes, en mujeres desnutridas, con todo tipo de enfermedades crónicas,  con antecedentes de enfermedades hereditarias,  siendo estas condiciones desventajosas para sus futuros hijos ya desde la etapa prenatal.

 

En las últimas décadas se están produciendo avances enormes en el conocimiento de la normalidad en el desarrollo y la maduración del cerebro fetal, en la detección de los signos y los síntomas de sufrimiento de este, y muy especialmente de las causas que lo producen.

 

Los mecanismos cerebrales desde su determinación genética tienen la capacidad de recibir, percibir, analizar, combinarse y circular con los neurotransmisores en un almacenamiento dinámico del aprendizaje, la memoria de registro y la capacidad de recordar la informacion venida del exterior y fraguada en su medio interno.

Algunas Cifras.

Estudios epidemiológicos sugieren que aproximadamente el 70% de los óvulos fecundados y los embriones humanos es eliminado, generalmente durante el primer trimestre del embarazo. Aproximadamente el 40% de las muertes infantiles durante el primer año de vida esta relacionado directamente con anormalidades del desarrollo que se han originado durante el embarazo. Se estima también que el 25% de las concepciones tiene anormalidades del sistema nervioso central, de las cuales solo el 10% sobrevive al periodo neonatal.

La evaluación clínica del feto permite la observación de un numero limitado de datos que reflejan componentes de la actividad neurológica, como los movimientos corporales, los movimientos oculares, los patrones de latido cardíaco, la respiración y los bostezos entre otros que permite comparar y conocer la evolución de la actividad fetal y detectar los cambios madurativos y también, la presencia de algunas anormalidades.

Los fetos que han padecido una perdida del bienestar por cualquier motivo, los hijos de madre diabética, los fetos con presentación podálica o con problemas neuromusculares tienen patrones de conducta fetal anormal al tiempo que manifiestan disminución de los movimientos fetales.

 

Para realizar una valoración cada vez mas aproximada del feto, contamos con las técnicas de neuroimagen, en desarrollo permanente, y con otras que ya tienen unos años, como la monitorización de la frecuencia cardiaca fetal, el análisis del volumen del liquido amniótico, la prueba de stress, el estudio del perfil biofísico fetal, el equilibrio acido base fetal, y con las técnicas de la biología molecular que ha revolucionado el diagnostico prenatal de algunas enfermedades genéticas.

La consulta al neuropediatra ha adquirido una importancia notable en las unidades de diagnostico prenatal gracias a las técnicas de cribado de malformaciones cerebrales mediante ecografía de alta resolución o RM fetal.

 

Todos estos conocimientos y otros muchos constituyen la base de la neurología fetal. Se trata de una especialidad emergente, que cabalga entre la pediatría, nenonatología y la obstetricia y que precisa indefectiblemente del aporte coordinado de otras disciplinas y muy especialmente de neuropediatras expertos en desarrollo normal y patológico del cerebro del feto.

El diagnostico a tiempo y el tratamiento de estas anomalías puede tener un papel capital para el futuro bebé y muy especialmente en las manifestaciones neurológicas después del nacimiento, que aparecen precozmente o en forma mas tardía, y que en muchas ocasiones no llegamos a comprender  ni conocer su origen y de este modo, nos deja trabajando sólo sobre  los síntomas. Trabajar sobre los síntomas, sin duda es indispensable para aliviar la condición patológica, y en muchos casos brindar mayores posibilidades de vida, pero sin duda,  el objetivo debe ser conocer en profundidad las causas que generan la enfermedad y armar un plan de tratamiento a la medida de cada ser humano.

Prof. Lic. Silvia Pérez Fonticiella

Neuropsicóloga

Lic en Psicología

Lic. en Psicopedagogía

Consultora en Neurociencia Cognitiva.

IINNUAR

Instituto de Investigaciones Neuropsicológicas y Neuropsicopedagógicas Argentino.

Córdoba 2007.

 

 

 

 

PSICOLOGÍA: ¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE CAMPANILLA?

La mujer Campanilla es brillante, destaca en su trabajo, triunfa profesionalmente, siempre tiene razón y descuella en el arte de superarse a sí misma. ¿Su talón de Aquiles? Una vida afectiva desastrosa.

Campanilla-505x295

https://desqbre.wordpress.com/2015/11/09/que-es-el-sindrome-de-campanilla/

DISONANCIA COGNITIVA: LA TEORÍA QUE EXPLICA EL AUTOENGAÑO

El psicólogo Leon Festinger propuso la teoría de la disonancia cognitiva, que explica cómo las personas intentan mantener su consistencia interna.

default-festinger-disonancia-cognitiva

http://psicologiaymente.net/psicologia/disonancia-cognitiva-teoria-autoengano#!

APRENDIZAJE BASADO EN JUEGOS. SU APLICACIÓN EN EL AULA

El aprendizaje basado en juegos implica utilizar el funcionamiento y la mecánica del juego en un contexto educativo, aprovechando así sus ventajas como elemento motivador, social e interactivo.

recurso349

http://www.aulaplaneta.com/2015/08/11/recursos-tic/como-aplicar-la-gamificacion-en-el-aula-infografia/