Sociologia Clínica y Clínica Psicopedagógica

La sociología clínica se  basa en el procedimiento clínico para aprehender los fenómenos sociales, lo cual constituye una modalidad particular de investigación y de intervención. Trabajar lo más cerca posible de la vivencia de los actores… Lo social y el psiquismo se nutren uno del otro permanentemente y de manera indisociable.. Sobre estas bases se desarrolla la propuesta de nuestro trabajo, e investigación en  “La Clínica Psicopedagógica como laboratorio de investigación social” ,  en el  libro “Aportes de la Psicopedagogía a los nuevos escenarios ” que se publicará próximamente.

Les acercamos un Poster donde presentamos una síntesis de los conceptos fundamentales de la Sociología clínica, disciplina que brinda un marco referencial teórico y metodológico muy importante para la Psicopedagogía.

Lic Mario Valdez – Lic Silvia Pérez Fonticiella

12162071_1140044026024100_905608538_o (2).jpg

 

LA SOCIEDAD DEL RIESGO HUMANO – Por Manuel Castells

riesgo

http://ssociologos.com/2015/04/07/la-sociedad-del-riesgo-humano-por-manuel-castells/

Gracias, ssociologos.com

Neurociencia Social: Neurocientíficos encuentran mecanismos cerebrales que podrían predecir la generosidad en niños. Univ de Chicago. Investigación , art. en inglés. (Será adaptado y traducido al español)

Neuroscientists identify brain mechanisms that predict generosity in children –

1558390_730571600326272_7657773839541160508_n

Neuroscientists identify brain mechanisms that predict generosity in children –  ENLACE:

See more at: http://news.uchicago.edu/article/2014/12/18/neuroscientists-identify-brain-mechanisms-predict-generosity-children?utm_source=newsmodule#sthash.TgQlg7Wp.dpuf

NICOLAI BOGDANOV BELSKY  niño pobre mira aula

“EL JARDIN DE LOS SENDEROS QUE SE BIFURCAN” Orientación Vocacional Ocupacional en Adultos Mayores

“EL JARDIN DE LOS SENDEROS QUE SE BIFURCAN” Orientación Vocacional Ocupacional en Adultos Mayores.

vía “EL JARDIN DE LOS SENDEROS QUE SE BIFURCAN” Orientación Vocacional Ocupacional en Adultos Mayores.

Las historias de vida: Narrar para encontrarse.

1609577_641009229302900_7549820636402422105_n

“Lo biográfico, lo privado y lo íntimo constituyen umbrales hipotéticos hacia la profundidad del yo”

Leonor Arfuch

Clifford Geertz sostenía que las sociedades contienen en sí mismas sus propias interpretaciones y que lo único que se necesita es aprender la manera de tener acceso a ellas; en este sentido parece atinado deducir que esto mismo ocurre en cada familia. Sus miembros saben de sus secretos, de lo que está permitido decir y lo que no; operar sutiles mecanismos de regulación y control, alianzas y traiciones que constituyen un microcosmos simbólico que permanece amurallado celosamente respecto a la acechante injerencia de los “de afuera”, docentes, terapeutas, médico, amigos o investigador. (Pérez Fonticiella – Valdez)

Los individuos son “productores de conocimientos sobre su propia situación” (Enriquez, 1993).

Generar empatía, ir al encuentro de ese alguien que habla, autorizarlo a decir por qué estamos en ―estado‖ de escucha o en posición de escucha, moviliza cualidades necesarias para el abordaje clínico que no dependen sólo de la buena voluntad del investigador, quien de hecho pone sus recursos, sus conocimientos, su propia historia, para entender sus motivaciones y sus resistencias. La escucha y la participación, de este modo, hacen referencia a la famosa oposición entre compromiso-distanciamiento sugerido por Norbert Elías, quien habla del vínculo inseparable entre la subjetividad del investigador y el sujeto, para no caer en el sesgo intelectualista del que advierte Bourdieu, ―…de percibir el mundo como un espectáculo, como un conjunto de significados a la espera de ser interpretados…(Valdez – Pérez Fonticiella)

La clínica psicopedagógica como laboratorio de investigación social.

Lic Silvia Pérez Fonticiella . Lic Mario A Valdez.

gente reunida fuego comida

La Sociología Clínica y su modo de entender la Sociología.

984148_508460485966412_6277535716224761298_n

 “Lo social y el psiquismo se nutren uno del otro permanentemente y de manera indisociable” Vincent de Gaulejac

La Sociología Clínica se basa en el procedimiento clínico para aprehender los fenómenos sociales y constituye una modalidad que permite articular investigación e intervención. Se le denomina Clínica, en referencia a la etimología griega del término: “klinike”, que implicaba estar lo más cerca posible del que padece, “en la cabecera del enfermo que está en cama”.
De Gaulejac propone explorar las fuentes del corpus teórico y metodológico de la Sociología Clínica, a partir de diversos trabajos de diferentes pensadores:

E. Durkheim y su reconocimiento de la necesidad de estudiar los hechos psíquicos, en virtud de la estrecha relación de la vida individual y la colectiva;  de Marcel Mauss quien enfatiza trabajar con la idea del hombre total así como reconocer que los fenómenos sociales son al mismo tiempo, psicológicos y sociológicos, ciencias pertenecientes a la antropología;  de los desarrollos de Sigmund Freud y en particular su texto ―Psicología de las masas y análisis del yo‖, el cual representa para E. Enriquez, el texto inaugural de la Psico-sociología Clínica, la ciencia de los grupos, de las organizaciones y de las instituciones, (Anzieu, Käes, Pichòn-Rivière); Wilhelm Reich y su propuesta de articulación entre el marxismo y el psicoanálisis; Max Horkheimer y su propuesta de estudiar –mediante problematización múltiple y combinación de distintas metodologías- la relación entre la vida económica de la sociedad, el desarrollo psíquico de los individuos y las transformaciones en las regiones culturales; Georges Devereux y su Etno-psicoanálisis; Norbert Elias y su forma de entender la imbricación entre el individuo y la sociedad; Alain Touraine y su reivindicación de lo subjetivo, del hombre como sujeto de subjetividades o los trabajos de Kurt Lewin y posteriormente los de Max Pagès y el desarrollo de métodos de intervención en empresas. Glassner y Freedman (1985), proponen que: ―La sociología clínica es la aplicación de una variedad de prácticas aplicadas de una manera crítica, que intenta el diagnóstico y tratamiento sociológico de grupos y miembros de grupos en las comunidades‖. En la práctica de la Sociología Clínica, tanto en la investigación como en la intervención social, se encuentra una epistemología pluralista en torno a los fundamentos del conocimiento, desde una perspectiva fenomenológica existencial y crítica que puede hallarse en autores como Sartre, Merleau-Ponty, Castoriadis, Habermas o Giddens. El conocimiento es la actividad que permite al ―sujeto-en-el-mundo realizarse de la mejor manera posible, apoyado en la relación dialéctica entre los sujetos humanos conscientes y el mundo en el que están sumergidos. Pero esta subjetividad consciente no toma conciencia de ella misma y del mundo sino en la práctica del decir y del hacer, mediación necesaria para articular sujetos y mundo.
Frente a la visión de los fenómenos del mundo como cosas inertes, observadas y analizadas con toda objetividad y exterioridad por el investigador, está la visión del hecho social como resultante del hacer y del decir, la que considera la existencia de una relación dialéctica entre sujeto y mundo. Esto último muestra al pensamiento y al saber, como prácticas sociales. El saber es, entonces, decir y hacer en conjunto y reposa en la relación intersubjetiva de los sujetos; el conocimiento científico en las ciencias humanas y sociales tiene como objeto, entonces, las relaciones interactivas de los sujetos-en-su-mundo. Todos somos sujetos de conocimiento; el saber es plural, dice J. Rhéaume «une approche clinique en sciences humaines et sociales est soucieuse des sujets humains dans la production de la connaissance (…) L’expérience clinique est un levier de changement… » Por su parte, Barus-Michel subraya que lo fundamental en las ciencias humanas clínicas, no es la objetividad de los hechos, sino los procesos por los cuales los sujetos dan significación.

La particularidad de la Sociología Clínica reside en su práctica, en sus reflexiones sobre la relación entre observador y observado, (transferencia y contratransferencia) y fundamentalmente en su visión emancipadora que se basa en la “posibilidad de un individuo o de un grupo de emerger en tanto sujeto”. Los sociólogos clínicos no tienden a jerarquizar los saberes, sino a concebir al otro como un futuro “sujeto” de su propia historia, lo que es totalmente diferente a considerar al otro como “un sujeto ya hecho”

La Clínica Psicopedagógica como laboratorio de investigación social

Lic Silvia Pérez Fonticiella  –   Lic Mario A. Valdez.

Los sonidos propios del idioma materno jamás se olvidan

apego madre hijo

Los sonidos característicos de un idioma aprendidos durante la primera infancia, antes de los dos años, no se olvidan ni aun dejándolos de oír en años. Así lo indican los resultados de un estudio mediante resonancia magnética sobre el cerebro de niñas chinas adoptadas por familias de habla francesa.

Para determinar si el cerebro era capaz de retener la lengua, los investigadores estudiaron la actividad cerebral de 48 niñas según el uso que se hizo del francés y el chino durante su infancia. A partir de grabaciones que contenían sonidos característicos del chino, una resonancia magnética distinguió tres grupos de entre 9 y 17 años.

Cada grupo se diferenció por el nivel de uso del idioma desde el nacimiento. En el primero, las niñas nacieron en una familia francoparlante y eran consideradas monolingües. En el segundo, fueron adoptadas por una familia de habla francesa antes de los tres años, por lo que desconocían el chino. En el tercer grupo, las niñas escucharon el chino desde el nacimiento y aprendieron los dos idiomas simultáneamente. Al analizar la actividad cerebral de cada grupo, los investigadores comprobaron que las niñas bilingües y las que no oían el chino desde antes de los tres años reaccionaron de forma similar al escuchar el idioma. Sin embargo, las que tuvieron una exposición única del francés y que nunca oyeron el chino no tuvieron la misma actividad cerebral.

Según los autores, las representaciones neuronales de los sonidos de un lenguaje persisten en el cerebro a lo largo del tiempo, incluso si el lenguaje no se ha escuchado o usado durante años. El estudio ahonda en el conocimiento de la plasticidad cerebral en una edad temprana, además de ser importante en personas que aprendieron una lengua en sus primeros años de vida.

[Proc Natl Acad Sci U S A 2014]
Pierce LJ, Klein D, Chen JK, Delcenserie A, Genesee F

Fuente : Rev de Neurología  http://www.neurologia.com/sec/RSS/noticias.php?idNoticia=4944

apego madre hijo cisne    10253906_734080206643092_6777373699110208773_n