EL RETORNO DE LAS EPIDEMIAS

Gracias a los fármacos y las vacunas, durante más de un siglo se han logrado avances espectaculares contra las enfermedades infecciosas. Ahora, nuestra mejor defensa podrían ser los cambios sociales.

Dos logros fundamentales del siglo XX, los antibióticos y las vacunas, parecían haber terminado con las epidemias que habían afligido a la humanidad hasta entonces. En los años 70 se auguraba que, gracias a esos avances, las enfermedades infecciosas dejarían de ser la principal causa de la mortalidad humana.

Sin embargo, varias epidemias posteriores, entre ellas las del ébola, el sida, la gripe y la actual COVID-19, han desmentido ese pronóstico.

Para contenerlas, los esfuerzos de la medicina moderna han tenido que renovarse y acelerarse. Pero estos solos no bastarán y deberán corregirse también las condiciones que propician la aparición de nuevas enfermedades, sobre todo la pobreza y las desigualdades sociales.

Lee la nota completa:

https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/grandes-hitos-y-prximos-retos-de-la-ciencia-811/el-retorno-de-las-epidemias-19148?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=Sumario+IyC+noviembre+2020

Selección de sonetos del poeta andaluz ANTONIO GALA

LA COCINA DE LAS PALABRAS

Condena

A trabajos forzados me condena
mi corazón, del que te di la llave.
No quiero yo tormento que se acabe,
y de acero reclamo mi cadena.

Ni concibe mi mente mayor pena
que libertad sin beso que la trabe,
ni castigo concibe menos grave
que una celda de amor contigo llena.

No creo en más infierno que tu ausencia.
Paraíso sin ti, yo lo rechazo.
Que ningún juez declare mi inocencia,

porque, en este proceso a largo plazo
buscaré solamente la sentencia
a cadena perpetua de tu abrazo.

Ella

Bebió en tu boca el tiempo enamorado
y la cuajó con besos de paloma.
Casto tu cuello, sobre el oro asoma
tan sólo por el oro acariciado.

Lunado el pelo, el corazón lunado,
rubor apenas por el aire aroma.
Amapola ritual tu torso toma
y te aparta del mar verde azulado.

Tu mirada de miel, marisma ardiente,
la luz antigua…

Ver la entrada original 263 palabras más

EL LENGUAJE – CLAVE EN LA DETECCIÓN DE ESQUIZOFRENIA

El lenguaje, clave en la esquizofrenia

Los pacientes con trastorno del pensamiento utilizan los nombres y pronombres de manera más ambigua y simplifican la sintaxis.

En el último siglo, varios estudios han intentado explicar la esquizofrenia a través de la asociación de síntomas verbales (lenguaje), con cognitivos (mente) y neurológicos (cerebro). Un objetivo, sin embargo, complejo.

El trastorno del pensamiento que presentan algunos afectados de esquizofrenia arroja luz a la investigación. Dicho tipo de psicosis se caracteriza por un habla desorganizada, es decir, por una construcción gramatical alterada.

El uso de nombres y pronombres, así como la sintaxis de las frases son la clave en esta relación. Los pacientes con esquizofrenia y trastorno del pensamiento cometen más errores en esos dos aspectos del lenguaje.

Tras asistir a una fiesta de abogados donde se sirvió té, chocolate y pastas, un paciente con esquizofrenia contó a su psiquiatra: «Me sirvieron un té de chocolate jurídico». Esta críptica frase, recogida por el psiquiatra Josep Moya en su estudio de 1990, es un claro ejemplo de lo que en psiquiatría llaman «ensalada de palabras»: un habla caótica donde, como mucho, entendemos términos sueltos, pero no el sentido del conjunto. ¿Qué significa «chocolate jurídico» o en qué consiste «un té de chocolate»? Podemos especular, desde luego, pero las reglas del idioma no autorizan una lectura coherente.

Basándose en frases como esta, la investigación clínica del último siglo ha intentado explicar la esquizofrenia asociando sus síntomas verbales con sus manifestaciones cognitivas y neurológicas. Un objetivo a priori sensato, pero que en la práctica se revela endiabladamente complejo: dibujar el triángulo de las relaciones lenguaje-mente-cerebro para entender cómo, al tambalearse uno de sus lados, se tambalean los otros dos, pudiendo sumir el polígono entero en la psicosis.

Hasta hoy, los tres ángulos de la esquizofrenia han mostrado una relación bastante difusa, debido a las carencias cualitativas y cuantitativas en la bibliografía clínica. Algunos estudios etiquetan los errores verbales de los pacientes con nociones muy vagas (semántica, sintaxis, entre otras) que impiden ahondar en sus implicaciones lingüísticas. Otros cuentan con tan pocos participantes (una decena, a lo sumo) que sus resultados apenas pueden considerarse representativos. Y los hay que analizan conjuntamente el lenguaje de pacientes graves y leves, con muy variada sintomatología, lo que obstaculiza elaborar una correlación homogénea entre el problema verbal, el mental y el cerebral.

En 2018 participamos en un estudio, publicado en npj Schizophrenia, que intentaba subsanar estas lagunas. Desarrollamos el proyecto entre las universidades de Newcastle, Durham y el Colegio Universitario de Londres. Analizamos dos aspectos muy concretos del habla de los pacientes ingleses: el uso de nombres y pronombres, por un lado, y la complejidad sintáctica de las frases, por otro. Tales aspectos los relacionamos con un síntoma específico de la esquizofrenia: el trastorno del pensamiento. Pero ¿por qué elegimos estos aspectos lingüísticos y no otros? ¿Y por qué en relación con el trastorno del pensamiento?

Lenguaje y psicosis

El trastorno del pensamiento es un tipo de psicosis. ¿Y qué es una psicosis? Grosso modo, es cuando la mente humana se colapsa y pierde la capacidad de distinguir lo que es real de aquello que no lo es. Oír voces que nadie más oye (alucinaciones auditivas) o creerse un personaje histórico (delirio) son ejemplos clásicos de psicosis que, sin duda, la literatura y el cine han popularizado. La particularidad del trastorno del pensamiento —quizá la forma de psicosis menos conocida— radica en que afecta específicamente al lenguaje, en concreto, a la relación entre las palabras, a su estructura y su función. Es decir, a la gramática. Así, las personas con este trastorno combinan palabras de modo inusitado o extraño y desordenan su lenguaje hasta volverlo, en ocasiones, ininteligible. En casos extremos, pueden llegar a la ensalada de palabras, como manifestaba el paciente del doctor Moya.

Leer más:

Pandemia y poesía

LA COCINA DE LAS PALABRAS

Ante lo difícil que resulta mantener un equilibrio psíquico en estos días, los invito a recitar cada mañana este maravilloso soneto de Almafuerte:

¡PIU AVANTI!

No te sientas vencido, ni aun vencido

No te sientas esclavo ni aun esclavo

Trémulo de pavor, piénsate bravo

Y arremete feroz, ya malherido.

*

Ten el tesón del clavo enmohecido

Que ya viejo y ruín vuelve a ser clavo,

No la cobarde intrepidez del pavo,

Que amaina su plumaje al primer ruido.

*

Procede como Dios, que nunca llora

O como Lucifer, que nunca reza

O como el robledal, cuya grandeza.

*

Necesita del agua y no la implora

Que muerda y vocifere, vengadora

Ya en el polvo, rodando, tu cabeza.

Ver la entrada original

Disfrutemos de esta genialidad de G. García Márquez

LA COCINA DE LAS PALABRAS

Solo vine a hablar por teléfono

Una tarde de lluvias primaverales, cuando viajaba sola hacia Barcelona conduciendo un coche alquilado, María de la Luz Cervantes sufrió una avería en el desierto de los Monegros. Era una mexicana de veintisiete años, bonita y seria, que años antes había tenido un cierto nombre como artista de variedades. Estaba casada con un prestidigitador de salón, con quien iba a reunirse aquel día después de visitar a unos parientes en Zaragoza. Al cabo de una hora de señas desesperadas a los automóviles y camiones de carga que pasaban raudos en la tormenta, el conductor de un autobús destartalado se compadeció de ella. Le advirtió, eso sí, que no iba muy lejos.

-No importa -dijo María-. Lo único que necesito es un teléfono.

Era cierto, y solo lo necesitaba para prevenir a su marido de que no llegaría antes de las siete de la noche…

Ver la entrada original 1.200 palabras más

Hoy, un poco de misterio insostenible con Agatha Christie

LA COCINA DE LAS PALABRAS

Cuento: Nido de avispas

John Harrison salió de la casa y se quedó un momento en la terraza de cara al jardín. Era un hombre alto de rostro delgado y cadavérico. No obstante, su aspecto lúgubre se suavizaba al sonreír, mostrando entonces algo muy atractivo.

Harrison amaba su jardín, cuya visión era inmejorable en aquel atardecer de agosto, soleado y lánguido. Las rosas lucían toda su belleza y los guisantes dulces perfumaban el aire.

Un familiar chirrido hizo que Harrison volviese la cabeza a un lado. El asombro se reflejó en su semblante, pues la pulcra figura que avanzaba por el sendero era la que menos esperaba.

-¡Qué alegría! -exclamó Harrison-. ¡Si es monsieur Poirot!

En efecto, allí estaba Hércules Poirot, el sagaz detective.

-¡Yo en persona. En cierta ocasión me dijo: “Si alguna vez se pierde en aquella parte del mundo, venga a verme.” Acepté su invitación, ¿lo recuerda?

Ver la entrada original 1.183 palabras más

Lectura obligatoria del fin de semana. Hoy: Ray Bradbury

LA COCINA DE LAS PALABRAS

Encuentro nocturno

Antes de subir hacia las colinas azules, Tomás Gómez se detuvo en la solitaria estación de gasolina.

-Aquí se sentirá usted bastante solo -le dijo al viejo.

El viejo pasó un trapo por el parabrisas de la camioneta.

-No me quejo.

-¿Le gusta Marte?

-Muchísimo. Siempre hay algo nuevo. Cuando llegué aquí el año pasado, decidí no esperar nada, no preguntar nada, no sorprenderme por nada. Tenemos que mirar las cosas de aquí, y qué diferentes son. El tiempo, por ejemplo, me divierte muchísimo. Es un tiempo marciano. Un calor de mil demonios de día y un frío de mil demonios de noche. Y las flores y la lluvia, tan diferentes. Es asombroso. Vine a Marte a retirarme, y busqué un sitio donde todo fuera diferente. Un viejo necesita una vida diferente. Los jóvenes no quieren hablar con él, y con los otros viejos se aburre de un…

Ver la entrada original 700 palabras más

¿Quién es la poetisa Louise Glück, ganadora del premio Nobel de literatura 2020?

LA COCINA DE LAS PALABRAS

La poeta estadounidenseLouise Glückha ganado elpremio Nobel de Literatura2020, según acaba de dar a conocer el secretario de laAcademia Sueca,Mats Malm, desde la sede de la institución enEstocolmo. Glück, que no estaba en las quinielas de este año, ha sido galardonada “por su inconfundible voz poética que con austera belleza hace universal la existencia individual”, según el fallo de la institución.

Nacida en Nueva York el 22 de abril de 1943, Glück se graduó en 1961 en la Hewlett High School neoyorquina, y luego asistió al Sarah Lawrence College y a la Universidad de Columbia. El Nobel de Literatura viene a coronar una larga y reconocida trayectoria, que comenzó a finales de la década de los sesenta con la publicación, en 1968, de su primer libro, “First born”, que fue reconocido con el Academy of American Poet’s Prize. Desde entonces…

Ver la entrada original 178 palabras más

El arte de la novela – Secretos y curiosidades de grandes escritores

LA COCINA DE LAS PALABRAS

Secretos de grandes escritores

Henry Miller: El escribir, como la vida misma, es un viaje de descubrimiento. La aventura es de carácter metafísico: es una manera de aproximación indirecta a la vida, de adquisición de una visión total del universo. Pablo Neruda: escribir para mí es como respirar. No podría vivir sin respirar y no podría vivir sin escribir. Milan Kundera: Escribir es el placer de contradecir, la felicidad de sentirse solo contra todos, la alegría de provocar a los enemigos y de irritar a los amigos.

Plinio Apuleyo:

Escribir es también un acto de magia, inmovilizar o conservar lo que, de acuerdo con la ley más esencial de la vida,(el movimiento), se va inexorablemente. En última instancia, el escritor, como el pintor o el músico, no es sino un coleccionista. Julio Cortázar: Escribir, para mí, es hacer el esfuerzo de soñar, una tentativa de romper barreras y sucede…

Ver la entrada original 3.203 palabras más