FAMILIAS TÓXICAS. ALGUNAS CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS

La familia no solo es importante para educar a los niños y fomentar su aprendizaje, sino que también genera una serie de hábitos y dinámicas que son de gran interés por su influencia en los  trastornos mentales que pueden generar en alguno de sus miembros.

FAMILIAS TOX

https://psicologiaymente.net/clinica/familias-toxicas-trastornos

CULTURA DEL CONSUMO Y SUBJETIVIDAD ADICTIVA – Por Bárbara Goldestein

El pasaje que se ha producido de la figura de ciudadano a la de consumidor determinó un tipo de subjetividad con sus características y prácticas particulares.

Consumidor

http://www.elpsicoanalitico.com.ar/num26/subjetividad-goldestein-cultura-del-consumo-subjetividad-adictiva.php

Gracias, “El psicoanalítico”

Conductas de riesgo ¿Por qué?

Neurociencia para Psicologos

La mayoría, sobre todo los adultos, prefieren tener pájaro en mano que ciento volando. Son los mismos que piensan que la avaricia rompe el saco cuando alguien se arriesga. ¿De qué depende inclinarse por situaciones seguras o lanzarse hacia escenarios inciertos con expectativas de conseguir algo mejor?

Hoy un grupo de científicos de la Universidad de Stanford (EE. UU.)describe con detalle en la revista Nature los circuitos neuronales de los comportamientos de riesgo en ratas. Estas conductas también están presentes en numerosas especies porque aseguran su supervivencia, como en pájaros, abejas y avispas, sin dejar de lado a los humanos.

Según los resultados del estudio la tendencia hacia el riesgo o la seguridad en la toma de decisiones depende de un pequeño grupo de neuronas del núcleo accumbens, el territorio cerebral del sistema de recompensa donde también se cobijan las células nerviosas relacionadas con el placer y…

Ver la entrada original 492 palabras más

3° JORNADAS PSICOPEDAGÓGICAS – COLEGIO PROFESIONAL DE PSICOPEDAGOGOS REGIONAL VILLA MARIA.

19 y 20 de agosto de 2016.

ABSTRACT Ponencia a presentar: .¿POR QUÉ LA NEUROEDUCACIÓN?

Prof. Lic Mario A. Valdez

Lic. en Psicopedagogía.

Esp. en Neuropsicología del Aprendizaje.

IINNUAR.

imagen cerebro

La neurociencia apunta a la comprensión de los procesos mentales, gracias a los cuales percibimos, actuamos, aprendemos y recordamos. Pero ¿De qué forma produce el cerebro la notable individualidad de la acción humana?

El cerebro humano está constituido por  una red de más de 100.000 millones de neuronas que están interconectadas en sistemas que elaboran nuestras percepciones del mundo externo, fijan nuestra atención y controlan la maquinaria de nuestras acciones. A medida que se desarrolla el sistema nervioso, grupos de la red de neuronas se van especializando en determinadas funciones, vinculadas a la percepción, las emociones, y el aprendizaje. En cada uno de los dos hemisferios cerebrales la corteza que los reviste está dividida en cuatro lóbulos diferenciados anatómicamente: frontal, parietal, temporal y occipital, llamados así por los huesos del cráneo que los alojan.

El lóbulo frontal se ocupa fundamentalmente de la planificación de acciones futuras y del control del movimiento. El lóbulo parietal de la sensación somática, con la formación del esquema corporal, y de la relación del propio esquema corporal con el espacio extrapersonal. El lóbulo occipital de la visión. Mientras que el lóbulo temporal de la audición, aspectos comprensivos del lenguaje. Las estructuras profundas del lóbulo temporal como el hipocampo y los núcleos amigdalinos, se vinculan con el aprendizaje, la memoria y las emociones.

Los rasgos afectivos y los aspectos de la personalidad también tienen una localización anatómica. Se ha detectado que algunas áreas del hemisferio derecho cumplen funciones lingüísticas también. Esto se debe a que lesiones en esas áreas determinan que la persona no puedan captar algunas sutilezas del lenguaje, la ironía, la broma, las metáforas, o apreciar por el tono de voz de alguien si está describiendo un suceso triste o alegre.

Los procesos mentales están representados en el cerebro por sus operaciones de procesamiento elementales.

La percepción, el movimiento, el lenguaje, el pensamiento y la memoria son posibles por la interconexión en serie y en paralelo de varias regiones del cerebro, cada una de las cuales posee funciones específicas.

¿Por qué la neuroeducación?

La Neuroeducación se define como la disciplina que promueve una mayor integración de las ciencias de la educación con aquellas que se ocupan del desarrollo neurológico. Uno de los conocimientos claves que aporta esta nueva disciplina, es que por encima de ser seres racionales, somos seres emocionales. Los estímulos del entorno más próximo son captados por nuestros sentidos, pero es nuestro «cerebro emocional» el que los etiqueta de buenos, malos, agradables, desagradables,… antes de ser procesados por nuestro «cerebro racional». Por este motivo solo se puede aprender aquello que nos causa sensaciones gratificantes. Hoy en día, debido a la cantidad de estímulos que los niños y adolescentes perciben de su entorno social, ya no vale con pedirle que preste atención sin más. Ésta debe ser evocada y precisamente la Neurociencia está investigando para saber qué áreas del cerebro se activan cuando se despierta la curiosidad (que no se activa de la misma forma en cada individuo) y cuánto puede durar el foco atencional de un alumno, en función de las diferencias cronológicas, madurativas e individuales. Parece ser que la clave es: “Educar en el asombro”.

 

CON LA EDAD SE PIERDE LA MEMORIA PORQUE EL CEREBRO CAMBIA DE ENFOQUE

La incapacidad para recordar detalles, tales como la ubicación de objetos, se inicia a mediana edad (a partir de los 40) y puede ser el resultado de un cambio en el tipo de información en el que se centra el cerebro durante la formación de la memoria.

descarga

http://www.tendencias21.net/Con-la-edad-se-pierde-memoria-porque-el-cerebro-cambia-de-enfoque_a42969.html?TOKEN_RETURN

Adolescencias Por-Venir JORNADAS PSICOPEDAGÓGICAS

3° JORNADAS PSICOPEDAGÓGICAS – COLEGIO PROFESIONAL DE PSICOPEDAGOGOS REGIONAL VILLA MARIA.

19 y 20 de agosto de 2016.

ABSTRACT   Ponencia: Adolescencias Por-Venir.

Prof. Lic Silvia Pérez Fonticiella

Esp.  en Neuropsicología.

Consultora en Neurociencia  Cognitiva

 

NENA JUEGA LABERINTO

En su cuento: “El jardín de los senderos que se bifurcan”, Jorge Luis Borges pone a jugar la física cuántica y la ficción en un laberinto-jardín donde los momentos se bifurcan; al llegar a un instante existen múltiples posibilidades de caminos a elegir y el tiempo puede transcurrir sobre las múltiples opciones que en cada instante emergen.

Social y culturalmente habría de esperarse que un adulto, enfrentado a diversas alternativas, opte por una; pero en el caso de nuestros adolescentes, ellos se resisten a aceptar pasivamente el rol de meros reproductores de nuestras tradiciones y transmisiones; en cambio prefieren, al modo que lo hace el constructor del laberintico jardín borgeano, el señor Ts´ui Pen, dejar la zona de confort y asumir el riesgo de optar simultáneamente por todas las rutas ofrecidas, creando así diversos porvenires y diversos tiempos que también proliferan y se bifurcan.

¿Cómo podemos aprovechar las investigaciones neurocientíficas sobre el conocimiento del cerebro adolescente, para acompañar mejor a nuestros jóvenes en la construcción de sus “por-venires”?

Los adolescentes de hoy no construyen su identidad únicamente en torno a los saberes escolares; ellos buscan la vida, la apertura de lo posible en los bordes de la sociedad construida por sus mayores, en los mundos virtuales, en las bandas, en las tribus urbanas, en la música, en la tecnología y en la oferta cada vez mayor de transgresiones que vienen a tapar las fisuras de la ley simbólica.

La relación entre Neurociencia, Psicología, Sociología y Educación, debe ser bidireccional. Los docentes, investigadores, psicopedagogos y diversos expertos en Salud y Educación, debemos brindar insumos a los neurocientíficos, de manera que se produzca investigación útil para el progreso de los modelos de enseñanza y aprendizaje.

Docentes, directivos, profesionales y aprendices, todos debemos contribuir a la producción de sistemas educativos permeables, de código abierto, en los que el conocimiento se construya colectivamente y se comparta, sistemas capaces de aprender de sus errores y sobre todo respetar las singularidades.

Dejarnos sorprender y hacer sorprender al otro, cuestionar, problematizar, generar turbulencia cognitiva y emocional… El cerebro se reorganiza a partir del caos, de las crisis, del conflicto, de lo inesperado. El cerebro funciona también en “Modo-adolescente”, teniendo que metabolizar emociones, deseos y generando formas comprensivas de una amplia variedad de vínculos sociales. Provoca disrupciones y rebeldías a veces,  se desconoce, se pierde en un laberinto de las decisiones. No todo es lógico y ordenado en nuestro cerebro, pero sabemos que tiene capacidades neuroplásticas, muerte, génesis y re-conversión neuronal, las que le permiten re-inventarse y re-escribir su código a lo largo de toda la vida. Cuanto más conocemos del cerebro, más cuestionamos la representación de la Adolescencia como etapa de crisis y preferimos pensarla como una sucesión de posiciones subjetivas que cada sujeto “inventa” para atravesar esos pasajes y umbrales míticos en los que deberá apropiarse de sus sueños….

 

images (1)