LA ESCUELA Y SUS LÓGICAS DE SEGREGACIÓN Y REPRODUCCIÓN SOCIAL – Por Silvia Pérez Fonticiella y Mario Valdez

reprod

 A lo largo del tiempo existieron profundas confrontaciones entre la cultura escolar y un imaginario social fundado en la ilusión de homogeneidad, que han sido manifestadas como malestar dentro de las instituciones educativas. Por lo tanto, resulta necesario develar las lógicas que han regido a los sistemas escolares y que, aun en la actualidad, imperan bajo un manto que no permite interrogarse sobre los cambios sociales y culturales que atraviesan las instituciones.

Las manifestaciones del malestar cotidiano que en el lenguaje educativo y clínico se conoce como las lógicas de segregación en los sistemas escolares, representan recurrentemente escenarios descriptos a partir de la presencia de niños inquietos, adolescentes impulsivos, a veces apáticos, docentes desbordados o alumnos que tienden a segregarse en grupos que luego se convertirán en antagónicos.

Es posible afirmar que este clima de malestar institucional dificulta la tarea didáctica y la aprehensión del conocimiento, ya que atenta contra la función primordial de la institución escolar. Por ello debemos analizar, generar interrogantes, elaborar hipótesis, de-construir lo instituido, dar cuenta de las tensiones, encuentros y desencuentros que enmarcan a las instituciones educativas, para lograr teorizar sobre las lógicas y prácticas que se llevan a cabo y que, indudablemente, atraviesan la subjetividad de los distintos actores.

El imaginario predica que es imposible gobernar, es imposible enseñar, es imposible aprender. Pero, ¿Qué hay detrás de la cortina de lo imposible? En primer término se presenta la segregación de lo extraño; este conflicto surgido entre lo pulsional y lo cultural, suele manifestarse en lo escolar en el modo de tratar las diferencias. Este malestar generado a partir de lo imposible, se manifiesta tanto en el plano individual como también en plano colectivo; el imposible opera contra sí mismo y contra el semejante por el camino del deseo, que parece ubicarse “más allá del principio del placer”.

Es decir que el malestar se presenta como un límite, como un obstáculo que da cuenta de un resto de insatisfacción inevitable, producto de la sofocación de las pulsiones agresivas mediante formaciones psíquicas reactivas. Desde una visión psicoanalítica, el malestar comporta un aspecto estructural que supone un desencuentro inevitable entre lo pulsional y la cultura.

Actualmente existen diversas lógicas segregativas que se construyen sobre los significantes del discurso social y que responden, entre otras cuestiones, a los cambios producidos en las familias y demás instituciones, en las condiciones de vida como consecuencia de las inequidades socio-económicas, en los modos de tramitar social e individualmente las diferencias y que dan lugar a la constitución de lo extraño, de lo extranjero, de lo diferente.

La autora Rithée Cevasco plantea la hipótesis de que el malestar educativo actual puede ser pensado como un síntoma de la operación fundante de la modernidad, que trabaja sobre construcciones producidas bajo el paradigma de la racionalidad moderna y en relación a la constitución de un sujeto universal.

La sociedad del siglo XXI está determinada por una constante que está en el foco de la política, de la sociedad que pretende ser justa y que encarna uno de los temas más sensibles de los que podrían denominarse “progresista”: El tratamiento de las diferencias, sean estas las producidas por las asimetrías en los modos de acceso al conocimiento, como también a quienes deben ser “incluidos” aunque no responden a los cartabones de la “normalidad”, como también a los inmigrantes, sean extranjeros o producto de las migraciones internas. La racionalidad social pone la proa con este mandato como estandarte indiscutible, pero habría que preguntarse si ese mandato se corresponde con los ideales que estructuran las lógicas colectivas.

La ilusión de una estado de plenitud impide la inscripción de la imposibilidad; las maniobras de universalización que generan un vaciamiento de la singularidad, sumado a las exigencias sociales de iniciativa, son algunas de las lógicas que rigen actualmente y profundizan el malestar evidenciado por los actores que interactúan en los sistemas educativos. Resulta necesario preguntar de qué manera los procesos de integración y exclusión social, impactan en formas variables en el sujeto en situación de aprendizaje.

En el ámbito escolar, el niño que no aprende adquiere estatus de extranjero, de distinto y por lo tanto pone en jaque a las expectativas, los ideales sociales y también educativos, disparando así mecanismos inconscientes que le lleva a la segregación. Es decir que se produce un desencuentro entre el sujeto y las habilitaciones para su aprendizaje, que se expresa a través de un síntoma de malestar.

El psicoanálisis contribuye a abordar el síntoma del malestar en dos dimensiones, una inconsciente y una social, mediante el análisis de la singularidad del sujeto pero sin dejar de lado la perspectiva de los procesos de subjetivación de lo socio-cultural en cada contexto particular.

La idea de lo que parece imposible se instala sistemáticamente en el ideario de esta sociedad signada por el individualismo, la competencia y la necesidad de ocupar un lugar, que a su vez se encuentra fragmentada por la segregación, la devaluación de las instituciones y que expresa el malestar de individuos desolados, desamparados, vacíos de existencia, que hacen síntoma de manera permanente en los vínculos sociales.

Las formas contemporáneas de interacción o exclusión, si bien presentan las particularidades del nuevo orden histórico, económico y social, pueden ser analizadas bajo la perspectiva de los primeros sociólogos, quienes abordaron el problema de la integración en término de cohesión social; ellos procuraban dar respuesta a cómo los individuos pueden vivir juntos y organizarse en sociedades humanas, cuáles eran los lazos o las fuerzas que amortiguaban la anomia y el desorden, como también qué re-ligaba a los hombres entre ellos y a cada uno de ellos, a la sociedad en su conjunto.

Integración y exclusión deben analizarse como dos polos opuestos de un mismo proceso mediante el cual, los individuos se relacionan de diversas maneras en la sociedad en que viven. Estas formas de relacionamiento, según Vincent de Gaulejac, pueden presentar tres dimensiones que los abarcan:

1- Una dimensión económica, que “autoriza” la inserción y la participación social mediante actividades de producción y de consumo; se hablará entonces del trabajo y de sus recursos.

2 -Una dimensión social que comprende, por un lado la integración en el seno de grupos primarios y por otro lado, la integración en la sociedad global mediante lazos sociales e institucionales.

3 -Una dimensión simbólica definida por normas y valores comunes y por las representaciones colectivas que definen los lugares sociales. (De Gaulejac, 1994)

Los sistemas educativos funcionan como una caja de resonancia de un malestar que no termina de descifrarse, producto de las transformaciones socio-culturales, las lógicas de segregación y reproducción, así como también de los procesos de integración y exclusión. Por lo tanto, es preciso interpelar el malestar y comprenderlo, no como un desencuentro anunciado, sino como un desafío subjetivante en los diferentes escenarios sociales que habilite nuevas formas de abordar la imposibilidad.

Autor: IINNUAR INVESTIGACION DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO PSICOPEDAGOGÍA, NEUROPSICOLOGÍA, PSICOLOGIA, PSICOSOCIOLOGIA, NEUROLOGÍA

Diagnóstico , Tratamientos, Clínica individual e institucional : Neuropsicología - Psicopedagogía. Sociología clinica- Neurología - Consultoría Capacitación profesional Interconsulta y Supervisiones de Casos Clínicos . Asesoramiento y dirección de Tesis - Especialistas en aplicacion de NTics a la Educación. Cambridge Teaching with ICT award Investigación Consultoria Diagnóstico Tratamientos Evaluación Neuropsicológica - Estimulación Cognitiva Consultorio presencial y on-line

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s