La Sociología Clínica y su modo de entender la Sociología.

984148_508460485966412_6277535716224761298_n

 “Lo social y el psiquismo se nutren uno del otro permanentemente y de manera indisociable” Vincent de Gaulejac

La Sociología Clínica se basa en el procedimiento clínico para aprehender los fenómenos sociales y constituye una modalidad que permite articular investigación e intervención. Se le denomina Clínica, en referencia a la etimología griega del término: “klinike”, que implicaba estar lo más cerca posible del que padece, “en la cabecera del enfermo que está en cama”.
De Gaulejac propone explorar las fuentes del corpus teórico y metodológico de la Sociología Clínica, a partir de diversos trabajos de diferentes pensadores:

E. Durkheim y su reconocimiento de la necesidad de estudiar los hechos psíquicos, en virtud de la estrecha relación de la vida individual y la colectiva;  de Marcel Mauss quien enfatiza trabajar con la idea del hombre total así como reconocer que los fenómenos sociales son al mismo tiempo, psicológicos y sociológicos, ciencias pertenecientes a la antropología;  de los desarrollos de Sigmund Freud y en particular su texto ―Psicología de las masas y análisis del yo‖, el cual representa para E. Enriquez, el texto inaugural de la Psico-sociología Clínica, la ciencia de los grupos, de las organizaciones y de las instituciones, (Anzieu, Käes, Pichòn-Rivière); Wilhelm Reich y su propuesta de articulación entre el marxismo y el psicoanálisis; Max Horkheimer y su propuesta de estudiar –mediante problematización múltiple y combinación de distintas metodologías- la relación entre la vida económica de la sociedad, el desarrollo psíquico de los individuos y las transformaciones en las regiones culturales; Georges Devereux y su Etno-psicoanálisis; Norbert Elias y su forma de entender la imbricación entre el individuo y la sociedad; Alain Touraine y su reivindicación de lo subjetivo, del hombre como sujeto de subjetividades o los trabajos de Kurt Lewin y posteriormente los de Max Pagès y el desarrollo de métodos de intervención en empresas. Glassner y Freedman (1985), proponen que: ―La sociología clínica es la aplicación de una variedad de prácticas aplicadas de una manera crítica, que intenta el diagnóstico y tratamiento sociológico de grupos y miembros de grupos en las comunidades‖. En la práctica de la Sociología Clínica, tanto en la investigación como en la intervención social, se encuentra una epistemología pluralista en torno a los fundamentos del conocimiento, desde una perspectiva fenomenológica existencial y crítica que puede hallarse en autores como Sartre, Merleau-Ponty, Castoriadis, Habermas o Giddens. El conocimiento es la actividad que permite al ―sujeto-en-el-mundo realizarse de la mejor manera posible, apoyado en la relación dialéctica entre los sujetos humanos conscientes y el mundo en el que están sumergidos. Pero esta subjetividad consciente no toma conciencia de ella misma y del mundo sino en la práctica del decir y del hacer, mediación necesaria para articular sujetos y mundo.
Frente a la visión de los fenómenos del mundo como cosas inertes, observadas y analizadas con toda objetividad y exterioridad por el investigador, está la visión del hecho social como resultante del hacer y del decir, la que considera la existencia de una relación dialéctica entre sujeto y mundo. Esto último muestra al pensamiento y al saber, como prácticas sociales. El saber es, entonces, decir y hacer en conjunto y reposa en la relación intersubjetiva de los sujetos; el conocimiento científico en las ciencias humanas y sociales tiene como objeto, entonces, las relaciones interactivas de los sujetos-en-su-mundo. Todos somos sujetos de conocimiento; el saber es plural, dice J. Rhéaume «une approche clinique en sciences humaines et sociales est soucieuse des sujets humains dans la production de la connaissance (…) L’expérience clinique est un levier de changement… » Por su parte, Barus-Michel subraya que lo fundamental en las ciencias humanas clínicas, no es la objetividad de los hechos, sino los procesos por los cuales los sujetos dan significación.

La particularidad de la Sociología Clínica reside en su práctica, en sus reflexiones sobre la relación entre observador y observado, (transferencia y contratransferencia) y fundamentalmente en su visión emancipadora que se basa en la “posibilidad de un individuo o de un grupo de emerger en tanto sujeto”. Los sociólogos clínicos no tienden a jerarquizar los saberes, sino a concebir al otro como un futuro “sujeto” de su propia historia, lo que es totalmente diferente a considerar al otro como “un sujeto ya hecho”

La Clínica Psicopedagógica como laboratorio de investigación social

Lic Silvia Pérez Fonticiella  –   Lic Mario A. Valdez.

Un pensamiento en “La Sociología Clínica y su modo de entender la Sociología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s